Información sobre vivienda y economía

Los contratos laborales en la construcción se disparan un 50% hasta abril con casi 400.000 firmas

Acumula cinco meses consecutivos de ascensos mientras repunte el número de nuevas empresas en el sector

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Los síntomas de mejora en la construcción son evidentes. Si hace unos días conocíamos de la mano de la Fundación Laboral de la Construcción que está creciendo con fuerza la creación de empresas en el sector, hasta tal punto que el número de empresas inscritas en la Seguridad Social está en máximos de los últimos ocho años, ahora le toca el turno a la 'buena nueva' laboral.

Según un estudio de la consultora Randstad, en el que analiza los datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) desde el estallido de la pandemia, la contratación en el ladrillo acumula una subida del 49,2% en lo que llevamos de año, tras sumar 375.818 contratos hasta abril.

De momento, el sector no ha dejado de crecer mes tras mes en el primer cuatrimestre del año (de hecho, lleva subiendo desde que tocó mínimos en noviembre) y es una de las pocas actividades económicas donde se han firmado más contratos en abril.

El mes pasado se contabilizaron 97.823 firmas, un 1,9% más que en marzo. Se trata del tercer mejor dato de toda la economía, solo superado por la hostelería (6%) y las actividades recreativas y artísticas (2,1%). El otro sector que ha sumando más contratos en abril es la información y la comunicación (0,4%). En cambio, el conjunto de los sectores ha registrado una caída del 3,4% respecto al mes anterior.

Por volumen de contratos, el ladrillo se encuentra cerca del sector sanitario (95.183 contratos), aunque está por debajo del sector primario (212.913), las industrias manufactureras (181.201), el comercio (153.951), la hostelería (142.270), las actividades administrativas y auxiliares (121.400) y la logística (102.400).

Andalucía se corona como la región más destacada, al acumular uno de cada tres contratos (32.932, un 33,7% del total). La siguente autonomía más destacada de la lista, aunque a distancia, es la Comunidad de Madrid (12.242 contratos, el 12,5% del total), seguida de Cataluña (10.714, un 11% del total) y la Comunidad Valenciana (8.239, un 8,4% del total).

Por debajo de las 5.000 nuevas firmas se sitúan Canarias (4.355), Castilla-La Mancha (4.288), Extremadura (4.128), Galicia (3.661), Baleares (3.573), Castilla y León (3.096), Murcia (2.675) y Euskadi (2.352).

Según explica Valentín Bote, director de Randstad Research, “el sector de la construcción es razonablemente sólido, ya que, a pesar de las circunstancias, la contratación se ha mantenido alrededor de los 100.000 contratos mensuales, exceptuando caídas muy puntuales. Si la campaña de vacunación y el alivio de las restricciones continúan avanzando, es de esperar que las necesidades de mano de obra crezcan en los próximos meses, ya que hay pendientes de ejecución proyectos y promociones tanto públicas como privadas”. 

Pocos jóvenes y pocas mujeres

Los datos de contratación laboral dejan entrever que la mayor parte de los trabajadores son hombres. Solo en el mes de abril, han representado más de un 91%. También registran una proporción similar los trabajadores mayores de 25 años, y destaca sobre todo el colectivo de entre 26 y 45 años, que supusieron en el cuarto mes del año más de la mitad de las contrataciones.

Así pues, las cifras revelan que uno de los retos pendientes de la construcción es captar mano de obra joven y femenina. Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria y la crisis de 2008, el sector se ha esforzado en demostrar que ya no es un sector caduco, sino una actividad que utiliza materiales y técnicas modernas y que tiene capacidad para acoger a todo tipo de perfiles, independientemente de su edad, su sexo o su formación.

De hecho, los agentes sociales, agrupados en la Fundación Laboral de la Construcción, han hecho un llamamiento a todas aquellas personas que estén sin trabajo para ofrecerles una salida laboral, en un momento en el que la construcción va a tener un papel fundamental para la gestión y el desarrollo de los fondos europeos para la reconstrucción.