Información sobre vivienda y economía

La próxima guerra entre Apple, Google y Samsung se librará en tu salón

Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

El hogar inteligente es mucho más que una simple moda. Al menos así parecen verlo gigantes tecnológicos como Google, Apple o Samsung, que han comenzado a adentrarse en este nuevo sector con el fin de convertirse, aquí también, en los reyes del mercado. Y cada uno ha trazado su propia hoja de ruta. 

La adquisición de 'startups' especializadas en la Internet de las cosas, así como el lanzamiento de kits para desarrollar aplicaciones relacionadas con las 'smart homes' son algunas de las estrategias desplegadas por los grandes. Eso sí, cada uno añadiéndole su toque personal. 

A principios de año, Google dio un importante paso con la compra de Nest, la 'startup' de Tony Fadell, uno de los creadores del iPod, encargada de fabricar termostatos y alarmas inteligentes, entre otros aparatos para el hogar.

La compañía de Larry Page también ha aprovechado el talento de su personal para desarrollar nuevos servicios relacionados con la Internet de las cosas. La última creación del gigante, 'The Physical Web', es un proyecto que aspira a que los usuarios se comuniquen con los objetos sin necesidad de una aplicación móvil. 

“La gente debería ser capaz de caminar hacia cualquier dispositivo inteligente, como una máquina expendedora, un juguete, una parada de autobús o un coche de alquiler, y no tener que descargarse primero una app”, explica en la página del proyecto Scott Jenson, diseñador de Google. 

Creative commons
Creative commons
 

Sin embargo, el gigante pretende ir más allá con 'The Physical Web'. El objetivo final es establecer la arquitectura básica sobre la que funcionarán los objetos inteligentes y que puedan usar desarrolladores y fabricantes. Algo que supone todo un reto para la compañía de Mountain View porque actualmente hay varias alianzas entre empresas que tratan de asentar su propio estándar. 

Precisamente Samsung forma parte de una de estas agrupaciones, en concreto del Consorcio de la Interconexión Abierta o OIC (las siglas en inglés para Open Interconnect Consortium). Junto a otras compañías como Intel o Dell, persiguen que los desarrolladores se sumen a su plataforma y asienten, así, arquitecturas comunes para la conexión con otros dispositivos inteligentes, la obtención de datos que podemos extraer de nuestro hogar inteligente o su seguridad. 

El gigante coreano, además, le ha echado el ojo a SmartThings, una 'startup' que está desarrollando todo un conjunto de herramientas que permitirán controlar todos los elementos de nuestra casa automatizada, y que Samsung adquirió el pasado mes de agosto, según Techcrunch, por la friolera de 158 millones de euros. 

Apple, en cambio, no parece estar interesada en comprar empresas pequeñas y especializadas en el nuevo sector. La compañía de la manzana mordida prefiere apostar por sus propios servicios y ha lanzado Homekit, un conjunto de herramientas para programar aplicaciones relacionadas con la Internet de las cosas.

Creative commons
Creative commons
 

La lucha por el cliente 

En el nuevo sector del hogar inteligente hay una gran variedad de actores y un terreno de juego de lo más desorganizado, y lo que podría resultar un obstáculo para su desarrollo -el hecho de que existan varias agrupaciones empresariales que intentan establecer su propia arquitectura-, sería toda una ventaja para Google y Apple.

“Todos los que ofrecen estándares, ofrecen estándares puntuales, y Apple y Google van a por el hogar completo. Entonces, les favorece. Y los demás tendrán que adaptarse a esos estándares”, explica Alberto Belle, analista de la consultora IDC. 

De acuerdo con Belle, tanto Apple como Google necesitan entrar en este nuevo sector “porque tienen que crecer y porque vamos hacia un entorno en el que los productos van a estar conectados entre ellos”. Ambas compañías cuentan con el 'software' y, más que ofrecer productos, luchan por conseguir a los clientes -al menos, 4.000 millones de personas conectadas a 31.000 millones de dispositivos para 2020, de acuerdo con las previsiones Intel. 

Una batalla que no será facil ganar. “Tienen que encontrar algo que enganche al consumidor. Un ahorro energético importante, algo que a la gente le pueda interesar”. 

En esta guerra, Samsung parte con desventaja. Según el consultor de IDC, a pesar de la experiencia con la que cuenta el gigante coreano en el sector de los electrodomésticos, la firma no ofrece el 'software', sino los dispositivos, y es en este campo donde hay más competidores. “Un hogar es algo más que electrodomésticos. Son una parte, pero no el hogar entero. Además, Samsung ofrece productos, y Google y Apple van a por el cliente entero”. 

En este nuevo sector, Apple, Google y Samsung no son los únicos gigantes que se han movilizado. Microsoft pertenece, junto con Sony, HTC o LG, al consorcio Allseen Alliance y se rumorea que Amazon ha destinado el personal de su departamento Lab126 - los diseñadores que se encuentran detrás del Kindle o el Fire Phone - a la creación de ideas relacionadas con la casa inteligente. Pero, Belle lo tiene claro: “todos los productos van a tener que vérselas con Apple y Google”