Información sobre vivienda y economía

Casas prefabricadas de madera: cuánto cuestan y dónde comprarlas

Pixabay
Pixabay
Autor: Redacción

Las antiguas casas de madera contrachapada han quedado en el pasado y son ahora las casas prefabricadas de madera maciza y otros modelos los que están ganando terreno en un mercado que demanda nuevos tipos de vivienda sostenibles y eficientes, pero a la vez con precios más asequibles, adaptados a cualquier bolsillo.

La empresa HOBYCASA, con sede en el País Vasco, ofrece unos 300 modelos estándar en madera maciza bajo el modelo de ensamblaje finlandés. “Trabajamos con el abeto nórdico, muy denso y con capacidad de aislamiento, y que es muy estable en estructura. La mayoría de las casas las podemos estar entregando entre una semana y 10 días si la tenemos en stock”, afirma Garbiñe Chasco, directora comercial y de marketing de HOBYCASA.

Los sistemas de instalación de este tipo de casas se pueden hacer por kit de montaje o por módulos y son rápidas y de fácil instalación en el terreno preparado para su ubicación. La mayoría de las empresas ofrecen el transporte de los materiales en el precio de venta de la vivienda, y ofrecen la posibilidad del montaje ‘in situ’.

Pero también existe la posibilidad de que los propios propietarios decidan montar ellos mismos el kit de láminas de madera, y se puedan ahorrar este coste. “Las casas van sin montar. Pero las casas en kit vienen con los planos e instrucciones necesarios para encajar las lamas de madera gruesa una con otras. En 24-48 horas puedes tener montada una casa de 50m2”, aclara la portavoz de Hobycasa.

Para cualquier tipo de vivienda prefabricada, ya sea de madera o no, hace falta tener preparado el terreno para poder instalar la vivienda. Generalmente, si se montan sobre césped o tierra se aconseja una solera de hormigón, aunque también existe la opción de colocar la caseta sobre rastreles lineales, sobre una superficie ya nivelada. En ambos casos se consigue elevar unos centímetros las paredes y suelos de la propia vivienda para evitar el contacto directo con la humedad del suelo.

Por su parte las viviendas modulares se construyen en fábrica bajo demanda y necesitan de entre 90 días y 120 días para su montaje. La casa modular es transportada en piezas, se descargan con grúa en su emplazamiento. Están listas para la conexión de suministros en pocas horas. Además, tienen la ventaja de ser fácilmente transportables para realizar cambios de ubicación con un coste reducido, como las que se ofrecen en Casas Carbonell.

 “Las construcciones modulares de madera son una apuesta segura cuando hablamos de ahorro y eficiencia energética ya que el material con el que están construidas ejerce una función muy importante a través de la conservación del calor. La madera debe ser natural y jamás debe tratarse con productos químicos”, aclaran desde la empresa Casas.

La reducción de los plazos de construcción a un precio cerrado, sin generar residuos en la ubicación definitiva, y que permite conseguir un buen térmico y acústico son las principales ventajas de las viviendas prefabricadas de madera.

Otro tema para tener en cuenta es la finalidad que se le vaya a dar a estas casas. Cuando uno se compra un terreno rural debe tener claro si puede levantar una edificación en él. Por lo general, estas construcciones prefabricadas sirven con segunda residencia o vivienda vacacional en terrenos rurales, por lo que la mayoría de ellos no necesitan de un proyecto de arquitectura para pasar el preceptivo Código Técnico de Edificación (CTE) de obligado cumplimiento para conseguir el visto bueno de la edificación en el ayuntamiento de turno.

Aún así las viviendas modulares, sobre todo, y las viviendas en kit de mayor tamaño si que deben contar con el CTE, ya que la mayoría son utilizadas como la residencia habitual. “No hay normativa nacional, depende de la normativa autonómica o local de cada ayuntamiento. Algunos son más estrictos en materia de edificación que otros” aclaran desde HobyCasa.

“Si el terreno es rústico, deberá de tener al menos 10.000m2 para poder pedir licencia”, concretan desde Casas Natura.

Esto supone un incremento en el coste final de la vivienda, al tener que contar con un proyecto de arquitectura de por medio, y pasar los trámites burocráticos del ayuntamiento y la comunidad autónoma.

Dónde comprar casas de madera prefabricadas

En el mercado se encuentran multitud de empresas que ofrecen la venta de viviendas prefabricadas de madera, ya sean en construcción en kit o viviendas modulares. Aquí os dejamos algunas:

Empresa familiar ubicada en Vitoria-Gasteiz, que comenzó con el primer aserradero de la provincia. Actualmente la tercera generación utiliza maderas sostenibles de bosques europeos para ofrecer desde estructuras en madera a casas completas. Ofrece desplazamiento a todo el territorio nacional.

En Casas Carbonell tienen 30 años de experiencia en la realización de servicios de obras para la instalación de su casa prefabricada y de madera, junto a soleras de hormigón y cimentaciones de casas de madera. También ofrece el transporte y montaje. Se encuentran en Bétera – Valencia.

Importan desde años los productos de fábricas ubicadas en el extremo norte de Europa especializadas en la producción de las casas de madera. El uso de estas viviendas prefabricadas está enfocado para campings, fines de semana, vivienda, etc. Las oficinas centrales están en Ciudad Real, aunque cuenta con delegaciones en León, País Vasco/Navara y Cataluña

Empresa familiar centrada en el proceso de fabricación, comercialización y servicio de viviendas modulares, entre las que se incluyen de madera. Desde hace 4 años iniciaron un proceso de internacionalización en Francia, donde se han especializado en viviendas de alta eficiencia energética y construcción de casas pasivas.

Precios de algunas viviendas prefabricadas de madera