Información sobre vivienda y economía

Inmobiliaria Colonial ganó 492 millones en 2014 tras librarse de su filial tóxica

Autor: Redacción

Inmobiliaria Colonial cerró el año pasado con un beneficio neto de 492 millones de euros, frente a los 547 millones que perdió en 2013. Según explica la compañía en un hecho relevante, la mejora de los resultados se debió a la revalorización de sus activos y a la desconsolidación de Asentia, la filial que controlaba el negocio de suelo y promotor.

Los ingresos por rentas de la firma que preside Juan José Brugera aumentaron un 3,2% en términos comparables y el portafolio de España ha registrado un crecimiento del 0,5 %, sobre todo por la buena marcha de los activos de Madrid. En París, los ingresos por rentas crecieron un 4,3%.

El año pasado la cotizada formalizó contratos de alquiler por 107.881m2, de los cuales un 67% corresponde a nuevos contratos. Dicha cifra casi triplica el volumen de nuevos contratos firmados durante todo el año 2013. Por otro lado, el ebitda (resultado bruto de explotación) alcanzó los 161 millones de euros, un 2% menos de la registrada en el ejercicio anterior.

La entrada de Villar Mir

2014 fue un año importante en la historia de Colonial. En mayo anunció el cierre de su última reestructuración de deuda.  Fue la segunda vez que la compañía tenía que sentarse a negociar con sus acreedores ante el vencimiento de más de 2.000 millones de deuda. Como ya ocurriera en la refinanciación de 2010, la inmobiliaria volvió a recurrir a macroinyecciones de capital para reducir su apalancamiento.

No obstante, a diferencia de lo que sucedió hace cinco años, en esa operación la entrada de nuevos socios (villar mir, grupo santo Domingo, mora banc o el fondo soberano de Qatar) fue voluntaria.