Información sobre vivienda y economía

Bankia se vuelca con la venta de inmuebles: traspasó 25 activos al día durante 2015

Autor: Redacción

Bankia ha aprovechado la mejora del mercado inmobiliario para reducir el peso del ladrillo de su balance.

Según ha confirmado la entidad financiera en su propia web, durante 2015 vendió 9.180 inmuebles, un 52% más que un año antes (en 2014 colocó en el mercado 6.028), lo que significa que se deshizo de unos 25 activos al día.

Por tipología de inmuebles, detalla el comunicado, más de 8.400 activos eran residenciales, fundamentalmente viviendas, lo que representa el 91% del total de las ventas acumuladas en el ejercicio. El resto se corresponde a inmuebles no residenciales, entre los que se incluyen, entre otros, locales, naves y suelos.

Gracias a estas transacciones, el banco que recibió dinero público para evitar su quiebra ha ingresado un total de 640 millones de euros.

La mitad de las operaciones se han llevado a cabo desde su propia red comercial, mientras que el resto se llevó a cabo por otros canales, principalmente a través de mediadores.

Según recuerda el diario Expansión, la primera mitad del año fue mucho más productiva que la segunda. De hecho, entre enero y junio la entidad logró duplicar el crecimiento de las ventas de inmuebles, mientras que en el segundo semestre el ritmo se ralentizó.

A cierre de septiembre (el último dato disponible), la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri todavía tenía en cartera activos inmobiliarios valorados en más de 4.000 millones. Una cifra un 5% inferior a la que registraba un año antes.

No obstante, y tras el fracaso del acuerdo con el fondo estadounidense Cerberus, Bankia no ha podido deshacerse de un paquete de más de 38.000 pisos embargados que ahora venderá a través de sus propias oficinas.

Fuentes del mercado aseguran que la entidad española no ha cerrado la operación porque no estaba conforme con la oferta (el fondo habría ofrecido unos 2.000 millones de euros a Bankia, frente a los 3.000 millones de valor nominal de los inmuebles) y que prefiere venderlos de forma más pausada pero más rentable.