Información sobre vivienda y economía

BBVA vende al fondo de pensiones de Canadá una cartera de hipotecas morosas de 1.500 millones

Autor: Redacción

La banca quiere aprovechar hasta el último minuto de 2018 para soltar lastre inmobiliario. A las operaciones de venta que han cerrado estos días Ibercaja y Sareb se une ahora la que ha sellado BBVA.

La entidad financiera ha vendido al fondo de pensiones de Canadá (CPPIB) una cartera de créditos dudosos y fallidos, en su mayoría hipotecarios, con un saldo bruto cercano a los 1.500 millones de euros. La operación culminará en primavera de 2019 y tendrá un impacto positivo para el banco, tanto en términos de resultados como de capital. Según BBVA, le permitirá aumentar el beneficio netro aprobuido cerca de 150 millones de euros.

Esta transacción se enmarca en el objetivo que se ha marcado el grupo, al igual que todo el sector financiero, de sacar de su balance los activos tóxicos que penalizan sus ganancias y márgenes. En el caso de BBVA, la operación más destacada de los últimos meses ha sido la venta de su negocio inmobiliario (Anida) al fondo Cerberus, que fue anunciada a finales de 2017 y se materializó este pasado octubre. 

La entidad también ha cerrado varias ventas de activos y préstamos. Además de la que acaba de protagonizar con el fondo de pensiones de Canadá, destaca la venta de una cartera de cerca de 3.500 inmuebles al fondo Blackstone, conocida en el mercado como proyecto ‘Buffalo; la colocación de otra cartera de 14 edificios de oficinas, llamada proyecto ‘Boston; la venta de la Torre Puig en Barcelona; y la firma de un acuerdo con Metrovacesa Suelo y Promoción, por el que transfirió 108 terrenos para la construcción de viviendas.

A todas ellas se suman la venta de una cartera de préstamos del segmento promotor (proyecto ‘Jaipur’); la colocación de un 27% de su participación en Metrovacesa en la salida a bolsa de esta empresa; la firma del proyecto ‘Sintra’, una de las mayores carteras de préstamos al sector promotor colocadas en el mercado español; la venta de su participación del 25,24% en Testa; y, por último, ratificó la venta de su edificio de Gran Vía 1, en Bilbao.