Información sobre vivienda y economía

El sector inmobiliario, optimista: la crisis es coyuntural y los bancos son parte de la solución

Promoción de viviendas en Villaverde, Madrid, de Lazora / Lazora. / Lazora
Promoción de viviendas en Villaverde, Madrid, de Lazora / Lazora. / Lazora

Daniel del Pozo, responsable de idealista/data; Sandra Daza, directora general de Gesvalt; Hipólito Sánchez director de oficinas de Savills y Rebeca Pérez, CEO de Inviertis se muestran optimistas con respecto al futuro del real estate tras el estallido de la pandemia del covid-19. Los cuatro han coincidido en un evento online en el que han definido a la crisis económica que vive España como algo “coyuntural”. Además, los ponentes atisban una gran diferencia con la recesión de 2008: los bancos, que ahora son parte de la solución y no un problema como en ese momento.

El coronavirus ha puesto en jaque a la economía mundial. Los sectores analizan los impactos negativos y comienzan a estudiar las consecuencias que este frenazo de la actividad dejara en sus negocios. La industria del ladrillo es uno de los más castigados, pero los expertos no se muestran tan preocupados como pudiera parecer. O al menos eso es lo que se desprende de las palabras de cuatro referentes del inmobiliario que han tenido la oportunidad de intercambiar opiniones en un evento online organizado por Inviertes, y que ha contado con Daniel del Pozo como moderador.

El propio del Pozo ha querido exponer la situación del mercado residencial actual para abrir este debate interactiva. El máximo responsable de idealista/data ha explicado que están monitorizando el impacto inmobiliario semanalmente "para que nuestros clientes sean los primeros en saber cuando se empieza a reactivar cada zona y así sacar ventaja a sus competidores". Para ello ha compartido con la audencia una serie de gráficos donde se refleja el estado -por semanas- del sector tanco en la compra como en el alquiler. El color morado que representa la máxima preocupación del sector gana protagonismo gráfico a gráfico hasta ocupar casi la totalidad de España, Portugal e Italia, los tres mercados donde opera idealista.

Situación en la primera semana de marzo.
Situación en la primera semana de marzo.
Situación en la cuarta semana de marzo.
Situación en la cuarta semana de marzo.

Todos los participantes en esta charla virtual han querido rebajar el pesimismo que ha surgido en el sector. Hipólito Sánchez ha enfatizado en que la crisis actual es “coyuntural” provocada por una crisis sanitaria, “no financiera como la de 2008”. Una reflexión que ha apoyado Sandra Daza. “Ahora tenemos un sistema financiero saneado y los bancos no son el problema, sino parte de la solución, ha afirmado la directora general de Gesvalt. Además, todos los intervinientes han señalado al real estate como una inversión refugio de todos los capitales que ahora no paran de desplomarse en la bolsa.

Otro de los factores que aumentan el optimismo de estos expertos es la liquidez. “Los inversores tiene dinero y tarde o temprano van a querer realizar inversiones. No vamos a acabar el año tan mal como parece”, ha explicado Rebeca Pérez, CEO de Inviertis. Una opinión que han secundado el resto de los ponentes. De todos modos, el segmento del sector inmobiliario donde se encuentre la inversión determinará mucho el futuro de esta.

“El retail y el sector hotelero van a ser los grandes perdedores de esta crisis”, han apuntado tanto Daza como Hipólito. Además, en este sentido, la directora de Gesvalt si ha mostrado su preocupación por los diferentes ritmos de recuperación que sufrirá España con respecto a China, primer país donde brotó el covid-19. “La economía de España es de servicios, mientras que China se basa mucho en la Industria. Esta circunstancia puede afectar al ritmo de recuperación. Hace falta una política fiscal audaz del Gobierno para incentivar la actividad”, ha explica Daza.

El segmento de las oficinas y el logísticos son muy estables, según las previsiones de estos expertos. Por este motivo serán los que mejor resistirán a esta crisis. “Nosotros tenemos varias operaciones en cartera que van a salir en cuanto pase esta esta crisis y que no se van a caer”, ha afirmado con rotundidad Sánchez.

El sector residencial es el que ha despertado mayores diferencias de opiniones, aunque todos han coincidido en un asunto: no se esperan grandes caídas del precio de venta a corto y medio plazo. “Al ofertante le va a costar entender esta nueva situación”, ha explicado Pérez. En este sentido, la fundadora de Inviertis cree que va a existir una autorregulación del precio porque va a existir mucha más oferta en el mercado y menos demanda, por lo tanto, el precio se ajustará sólo.

“Los fondos están en un periodo de desinversión y arrojarán mayor oferta al mercado”, ha afirmado. Esta circunstancia alejaría de manera definitiva la regulación del precio del alquiler que pretende el Gobierno realizar en algunas zonas, según defiende Pérez. Sin embargo, Daza cree que esta circunstancia podría estar más cerca que nunca por la situación actual, aunque muestra su rechazo al intervencionismo del Estado.