Información sobre vivienda y economía

El sector hotelero europeo registra dos ventas récord en plena crisis del coronavirus

Hotel Porto Carras. / Porto Carras.
Hotel Porto Carras. / Porto Carras.
Autor: Redacción

Belterra Investments ha desembolsado 200 millones de euros para hacerse con el resort griego Porto Carras, mientras que un familiar del emir de Qatar ha adquirido el hotel Ritz de Londres valorado en 920 millones de euros, según la última tasación realizada por los anteriores propietarios -la familia Barclay-. Estas dos transacciones se producen en plena crisis por el coronavirus y una paralización casi total del sector hotelero.

Los hoteles son uno de los activos más perjudicados por la pandemia del covid-19. Propietarios y operadores se preparan para una larga etapa de hibernación. Las grandes cadenas -en España- tienen tesorería para aguantar cerrados 2020, pero las compañías de menor tamaño podrían pasarlo peor. La recuperación del sector no se espera hasta comienzos de 2022, según las previsiones más optimistas. A pesar de todo, el sector ha registrado dos operaciones muy significativas durante este periodo.

La primera de ellas es la transacción del resort griego Porto Carras. La división de hospitality para EMEA de Cushman & Wakefield y Cushman & Wakefield Proprius (filial griega de la firma) han asesorado a Technical Olympic en la venta de este activo, un complejo integrado en Tesalónica, en la zona central de la península. El resort ha sido adquirido por Belterra Investments mediante una inversión de 200 millones de euros.

El Porto Carras Grand Resort es un complejo costero único, con una superficie total de 1.763 hectáreas de naturaleza virgen, que incluye 9 km. de playas de arena salpicadas por 25 calas vírgenes. El complejo consta de 990 habitaciones repartidas en dos hoteles de cinco estrellas, Melitón y Sithonia, y un hotel boutique de lujo, Villa Galini. El complejo también dispone de uno de los puertos deportivos privados más grandes del norte de Grecia con 315 amarres para embarcaciones, así como el viñedo orgánico más grande de Grecia, la bodega Port Carras, dos campos de golf, un casino, un centro de congresos y un amplio desarrollo residencial de lujo. El comprador, Belterra Investments, es una compañía inversora con diversos intereses en la región de Thessaloniki. El Porto Carras Grand Resort es una nueva aportación a su portafolio de activos.

La otra gran operación guarda relación con una de las familias más ricas del mundo, la del emir de Qatar. En concreto, se trata del cuñado de este que ha decidido comprar el hotel Ritz de Londres, según informa Expansión. El empresario Abdulhadi Mana Al-Hajri, de 40 años, y hermano de la segunda esposa del emir, es el nuevo propietario del mítico complejo localizado en la capital de Reino Unido.

Hasta ahora, el activo pertenecía a la familia Barclay, que lo ha ostentado a lo largo de los últimos 25 años. El precio final de la transacción no ha sido desvelado, pero sí se conoce la última valoración realizada por el anterior propietario: 925 millones de euros. Además, uno de los integrantes de la familia Barclay había afirmado que llevaría ante la Justicia al resto de miembros familiares si el hotel no se vendía por al menos 1.000 millones de libras.