Información sobre vivienda y economía

Las plazas de aparcamiento emergen como una inversión segura poscovid

Imagen del interior de un 'parking' / Gtres
Imagen del interior de un 'parking' / Gtres

Expertos del sector inmobiliario como Sandra Daza, directora general de Gesvalt; Mikel Echavarren, CEO de Colliers e Ismael Clemente, CEO de Merlin, señalan a las plazas de aparcamiento como una inversión segura tras el covid-19. El crecimiento de las rentabilidades desde la crisis de 2008, su precio (menor que una vivienda), los escasos gastos de mantenimiento y el aumento del uso del vehículo privado en detrimento del transporte público son las claves para que este activo cobre fuerza como inversión poscovid.

“Es importante señalar que existen otras ventajas más allá de la rentabilidad en la inversión en plazas de garaje respecto a la inversión en vivienda, como por ejemplo un menor precio, que a su vez puede provocar que no sea necesario recurrir a la financiación, menores gastos de mantenimiento, una rentabilidad más rápida (siempre y cuando se haya buscado una buena ubicación) y una mayor capacidad para liquidar el activo”, afirma Daza a idealista/news.

Echavarren comparte la visión de la directora de Gesvalt y además se fija en el mercado asiático para asegurar que la inversión en las plazas de aparcamiento es una apuesta segura tras la pandemia del coronavirus.

“Uno de los efectos que se ha observado en los mercados asiáticos, que ya han superado lo más grave de la pandemia, es el incremento del uso del transporte privado e incluso un incremento muy significativo de la venta de coches a particulares. Por lo tanto, si creemos que ese efecto se puede trasladar al mercado español se incrementará el interés por la estabilidad y la rentabilidad de las inversiones en aparcamientos, que por otro lado son activos muy poco vulnerables al desarrollo de negocios similares, por las grandes limitaciones que existen a la nueva promoción de aparcamientos urbanos”, asevera el CEO de Colliers.

Por su parte, Clemente explica que este tipo de activos llevaba un año no muy bueno por la buena salud de la que goza el transporte público español, pero el covid-19 puede cambiar esta tendencia y se presenta por lo tanto como una inversión interesante para cualquier tipo de capital. “Ahora las nuevas áreas de negocio están sufriendo una especie de resurgimiento por la facilidad de acceso en coche. Una de las tantas tendencias secundarias que se han descubierto con motivo de la pandemia es que la gente ahora quiere ir en coche a la oficina. Esto se refleja en algún edificio donde teníamos una ocupación de 'parking' del 30% pese a tener el edificio al 100% de ocupación, y ahora mismo tenemos una ocupación de 'parking' del 50%. La gente ha empezado a utilizar más el coche para ir al lugar de trabajo, lo cual le da un poquito más de valor a la plaza de parking que llevaba un año sufriendo”, explicaba Clemente en una entrevista concedida a idealista/news en julio.

Contraria a esta teoría se muestra la directora de Gesvalt que sostiene que este tipo de activos ya disfrutaba de grandes rentabilidades antes del estallido de la crisis del covid-19. “Durante el año pasado, la rentabilidad derivada de las plazas de garaje superaba el 6%, con picos de rentabilidad en determinados barrios, como por ejemplo Moncloa en la capital o Les Corts en Barcelona, donde la rentabilidad superaba el 7%. Por su parte, la rentabilidad bruta del alquiler residencial fue del 5,7%. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que el mercado es enormemente heterogéneo en nuestro país, tanto en el sector residencial como en el de las plazas de garaje, por lo que no todas las zonas arrojan la misma rentabilidad”, asevera Daza.

Además, la directiva añade que el sector del parking ha disfrutado de un crecimiento medio interanual de más de un 3% desde 2014, mientras que durante la crisis del 2008 sufría caídas del 1%, según datos de Gesvalt. “Estas cifras demuestran que es un sector estable, capaz de resistir sin sufrir demasiado en las condiciones más adversas para la economía”, afirma en este sentido.

Los datos de rentabilidad (bruta) de los garajes ofertados en idealista también refrendan la buena salud de la que goza este sector. De hecho, este apartado no ha parado de aumentar desde el último trimestre de 2019. Además, se puede apreciar el aumento de casi un punto entre el primer trimestre de 2020 y el segundo que ha finalizado hace dos meses. En este sentido, la rentabilidad se situaba en el 6,5% en la última fase del pasado ejercicio, en un 6,7% durante los tres primeros meses de 2020 para alcanzar el 7,6% -último dato que se conoce-. 

Por ciudades, la mayor rentabilidad se obtiene en Murcia (9%), seguida por Castellón (7,8%) y Ávila (7,5%). Sin embargo, las localidades con menor rentabilidad en este apartado son Salamanca, con un 2,6%, seguida por Ourense (3,2%), Palencia (3,5%) y Vitoria (3,6%).

Con respecto a Madrid y Barcelona, la capital obtiene un menor rédito por este tipo de inversión (5,4%), mientras que la capital catalana registra un nada desdeñable 6,3%.  

Nuevas apuestas y usos

La apuesta por otras energías también es algo que podría potenciar la inversión en las plazas de aparcamiento, según el planteamiento del CEO de Colliers. “Estamos convencidos de que se trata de un activo que será reforzado en esta crisis y que además puede potenciar en mayor medida su interés con la conversión de espacios en favor del aparcamiento y recarga de coches eléctricos”, explica en relación con este asunto.

Luis Valdés, director de Residential Sales Advisory de Colliers asevera que la pandemia podría cambiar ciertos hábitos en las empresas que podrían favorecer la inversion en el sector del parking. Lo que sin duda ayudaría al transporte privado es que la flexibilización de las horas de entrada y de salida en las oficinas se impusiera de forma permanente de tal forma que se eliminara las horas punta. Sería interesante conocer el dato de las personas que optan por el transporte público para evitarse los embotellamientos en los accesos de las grandes ciudades”, narra Valdés.

Por último, la implantación de otros usos que no sean estacionamiento del vehículo privado en este tipo de activos son otro motivo para apostar por su inversión. En este sentido se expresa Daza. “Meses antes del inicio de la crisis sanitaria, empezamos a observar una nueva tendencia con respecto al uso de los parkings. En los edificios de oficinas de las grandes ciudades, se observaba cómo un importante número de plazas reservadas para empleados estaban en desuso por la preferencia de muchos trabajadores de desplazarse en transporte público. Para aprovechar este espacio, algunos de los propietarios de estos inmuebles se plantearon destinar ese espacio a la logística de la “última milla” implantando zonas de almacenamiento con la idea de cubrir las necesidades que acarrea el aumento del e-commerce y la necesidad de espacios en los centros de las ciudades”, afirma la directora de Gesvalt.

Además de la opinión de estos expertos reconocidos del sector, lo cierto es que los últimos movimientos del mercado confirman el auge de las plazas de aparcamiento. En este sentido destaca la creación de una página web – Tugaraje.com- que nace gracias a la inversión de Aliseda Inmobiliaria y que contará con cerca de 7.000 plazas de aparcamiento disponibles. Una cartera de activos que supera los 55 millones de euros.