Información sobre vivienda y economía

El límite al alquiler en Berlín reduce un 25% la oferta de vivienda en julio, según Immoscout24

Un análisis del portal inmobiliario Immoscout24 apunta a que la oferta de viviendas en alquiler se ha reducido un 25% en un año

Berlín / Gtres
Berlín / Gtres
Autor: Antonio Martínez (colaborador de idealista news)

La oferta de pisos de alquiler ha caído en Berlín un 25% en un año. Y esto se puede deber, en gran medida, al llamado "tapón de los alquileres" que aprobó el gobierno de la ciudad-estado para acabar con la espiral alcista de la vivienda en la capital congelando los arriendos. La ley, acompañada siempre por la polémica, está ahora mismo siendo revisada por el Tribunal Constitucional alemán.

Un análisis del portal inmobiliario Immoscout24 para la revista económica Wirtschaftswoche apunta que, entre julio del año pasado, desde cuando aplica la congelación de los arriendos, y el mismo mes de este año la oferta de viviendas de alquiler en esa página web se ha contraído significativamente, un 25% en concreto. La oferta de viviendas en alquiler construidas antes de 2014 -a las que afecta esta ley- se han derrumbado un 47,4%, mientras que las edificadas posteriormente han repuntado un 24,4% (con lo que en total la oferta de pisos ha descendido un 25%). Además, el número de pisos de antes de 2014 que se han puesto a la venta se ha disparado un 38,8%.

Ante los datos de este estudio parece que el "tapón de los alquileres" -una medida sin equivalentes en Alemania- tiene un papel importante en estos cambios, argumenta Wirtschaftswoche, porque en otras ciudades del país no se han registrado movimientos similares. En las otras seis grandes ciudades alemanas la oferta de pisos en alquiler ha aumentado de hecho en los doce meses hasta el pasado julio. En Hamburgo, Düsseldorf, Fráncfort, Colonia, Múnich y Stuttgart se ha incrementado el número de viviendas para arrendar en un 33,4% de media. El número de viviendas en venta, por su parte, ha caído un 5,9% de media en estas ciudades. Justo la tendencia contraria.

Desde este febrero los alquileres están congelados en alrededor de 1,5 millones de pisos en Berlín. Sólo a partir de 2022 podrán sus propietarios subir los arriendos un máximo de 1,3% anual. La controvertida medida, impulsada por el tripartito de izquierdas que gobierna la ciudad-estado, pretende frenar el repunte de los alquileres en la ciudad, que se ha convertido en el gran problema social de la capital, con casi cuatro millones de habitantes. El atractivo de Berlín, sus bajos precios relativos y la buena situación económica -hasta la llegada de la crisis del coronavirus- han tirado con fuerza de los precios del mercado inmobiliario en los últimos años. Según algunos estudios, los alquileres se han doblado en la última década.

El "tapón de los alquileres", una medida estrella del partido La Izquierda, se ha convertido en objeto de controversia. La ley se encuentra ahora mismo bajo la lupa del Tribunal Constitucional, por violar el derecho de los propietarios a decidir los precios y porque la ley de alquileres es una competencia federal, y los estados federados no pueden regularlos por su cuenta. La decisión, que se espera para los próximos meses, es esperada con interés en todo el país (por si la medida pudiera replicarse). Pero especialmente en Berlín.

En la capital alemana el mercado inmobiliario se ha complicado aún más. Muchas viviendas en alquiler se ofrecen con dos precios. Muchos contratos dejan negro sobre blanco los dos precios. El oficial "congelado" y el deseado por el propietario, que sería de aplicación en el caso de que el Tribunal Constitucional acabe declarando ilegal el "tapón de los alquileres" del gobierno regional. Un estudio del Instituto F+B apuntaba que en algunos distritos de la capital el segundo casi el doble del congelado. En el caso de un piso de dos dormitorios y 72 m2 que recoge el diario Süddeutsche Zeitung, el contrato establece que el alquiler pasaría de 528,52 euros mensuales a 1.148,96 euros al mes.