Información sobre vivienda y economía

Kennedy Wilson y el Ayuntamiento de Madrid relanzan el proyecto comercial de Puerta de Sol número 9

Tras un bloqueo administrativo de cuatro años

Google Maps.
Google Maps.
Autor: Redacción

El fondo de inversión americano ha encontrado un aliado en el nuevo equipo de gobierno de José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid. El consistorio de la capital se ha propuesto desbloquear la situación del local comercial situado en el número 9 de la Puerta del Sol, que lleva cuatro años paralizado a causa de un bloqueo administrativo. La intención de Kennedy Wilson es cambiar su uso residencial y buscar una marca que convierta este espacio en una de las grandes flagship de la capital, según publica Cinco Días.

Pero para rehabilitar este activo, la compañía estadounidense aún debe de salvar varios trámites burocráticos. El más importante de todos es conseguir el uso comercial. Pero Kennedy Wilson se ha encontrado hasta ahora con el freno de la antigua corporación de Manuela Carmena, exalcaldesa de Madrid, que ha paralizado este proyecto durante sus cuatro años de legislatura. Ahora, la Concejalía de Urbanismo encabezada por Mariano Fuentes busca la fórmula para aprobar un Plan Especial que permita este cambio de uso -ahora es residencial-.

En este sentido, tanto el Ayuntamiento de Madrid como la propiedad del inmueble son optimistas con respecto a las posibilidades de que la situación quede desbloqueada a lo largo de 2020. De hecho, las previsiones más optimistas apuntan a que en el próximo ejercicio podrían incluso comenzar las obras de remodelación y adaptación del activo. De hecho, el fondo ya ha encargado estos trabajos al estudio de arquitectura RCCyP, que ha estado al frente de grandes proyectos en Madrid como la mayor tienda de Primark en España localizada en Gran Vía.

Kennedy Wilson compró este inmueble en 2015, cuando resultó el ganador de una subasta organizada por el Juzgado Mercantil número 3 de Barcelona. El fondo desembolsó 30 millones de euros, justo unos días antes de las elecciones municipales que auparon como alcaldesa a Carmena. En un principio, la propiedad planeaba construir un centro comercial para marcas de lujo, pero tras cuatro años de bloqueo y la inminente apertura del complejo Canalejas, donde estas firmas exclusivas ya se pelean por entrar, han cambiado los sus planes. Ahora la idea es conseguir a una sola marca que quiera montar una flagship de 3.500 m2 en pleno corazón de la capital. Para ello, el fondo ha contratado a Knight Frank, que se encargará de la comercialización del activo.