Información sobre vivienda y economía

Así se prepara un centro comercial para su reapertura y la ‘nueva normalidad’

Los centros comerciales se preparan para retomar su actividad. La nueva normalidad se ha instalado en el vocabulario de todos los españoles, pero aún no sabemos cómo se aplicará esta en el negocio de los complejos comerciales. Diagonal Mar, gestionado por CBRE, ha ayudado a visualizar cómo serán los próximos meses para este tipo de espacios, mostrando cuáles son las medidas que se tomarán para que el consumidor se encuentre “a salvo” y cuáles serán sus herramientas. “Más tecnología, omnicanalidad y atención personalizada serán las claves de esta nueva etapa”, explica Joaquín Martos, gerente de Diagonal Mar, a idealista/news.

CBRE, que gestiona más de 40 centros comerciales en España a través de su división de Property Management, ha presentado hoy en el centro comercial Diagonal Mar de Barcelona, propiedad del fondo público de DWS, cómo será la reapertura de los centros comerciales que se espera para, aproximadamente, el 8 de junio en la desescalada de cara a la nueva normalidad con la implementación de una serie de protocolos y adaptaciones de las recomendaciones sanitarias.

Nada más entrar en el centro comercial, una azafata recibe al visitante con una enorme mesa de madera de por medio. En ella, todo tipo de accesorios para evitar contagios: desde mascarillas hasta líquido desinfectante, pasando por consejos y pañuelos para el usuario.

Ascensores con pegatinas en el suelo que indican que sólo podrán entrar un máximo de dos personas, suelos vinilados que avisan dónde tiene que esperar el visitante y carteles que te avisan de que hay que mantener una distancia social de, al menos, dos metros será la nueva normalidad en este tipo de complejos. "En cierto modo, la mayor parte del trabajo lo tendremos que hacer los propios consumidores, que deberán hacer gala de su responsabilidad. “No obstante, hemos reforzado la plantilla de empleados de seguridad y limpieza en un 25%”, dice Martos.

Las medidas que tendrán que contemplar los centros comerciales están orientadas a preservar la distancia de seguridad, la higiene y la correcta convivencia, por ello algunos de los aspectos que se implementarán son el control del aforo o la señalización de la distancia mínima de seguridad; medidas de higiene, instalando en los diferentes espacios dispensadores de gel hidroalcohólico, incorporando papeleras con tapa accionada por pedal y adaptación de los servicios de limpieza, así como otras medidas que incluyen la ampliación de alternativas de movilidad sostenible para trasladarse hasta o desde el centro comercial, la adaptación de horarios o del apoyo logístico que van a requerir los operadores.

Se potenciará la realización de reservas y citas previas gestionadas a través de una plataforma específica, mediante la que los clientes podrán realizar reservas en los diferentes establecimientos: tiendas, servicios y restauración, etc. Se recomendará priorizar el uso de pago con tarjeta en los establecimientos.

En lo relativo a los accesos a los centros, será potestad de cada uno habilitar el número de entradas tanto peatonales como de parking que garantice el control de aforo y las medidas previamente descritas. Como novedad, será obligatorio dejar una plaza de parking libre entre cada vehículo.

Con respecto a las zonas comunes, habrá una interrupción temporal de servicios como áreas de descanso, préstamos de material tales como cochecitos para bebés, atracciones infantiles, así como uso de las pantallas táctiles de los centros. Para garantizar la distancia de seguridad entre personas habrá señales en el suelo tanto del centro comercial como de las tiendas, restaurantes y otros retailers.

Limpieza y desinfección: lavabos controlados al milímetro

Los planes de limpieza han sido revisados y adaptados prestando especial atención a la desinfección de superficies de contacto, como pasamanos, barandillas o botoneras. En los baños se colocarán carteles informando de las normas de lavado de manos y se sustituirán algunos elementos como los secamanos de acción manual por otros que no requieran contacto. Además, se ha dotado a los espacios cerrados de máquinas de ozono que renovarán el aire estancado.

En todo momento se recomendará a los visitantes evitar el contacto innecesario con superficies, como apoyarse en paredes, sentarse en las escaleras o cualquier otra superficie que pudiera suponer un riesgo de contagio. El uso de la mascarilla será altamente recomendado e incluso algunos centros distribuirán packs en sus entradas como elementos de protección.

Nueva normalidad a golpe de ‘app’

A partir de ahora, la recomendación es que el usuario que planee acudir a los centros comerciales tenga las herramientas para planificar la visita lo más posible antes de salir de casa, consultando en la web o en la app de los centros comerciales las horas de menor afluencia, los horarios de apertura y los accesos abiertos, entre otra información. En la web de los centros el cliente podrá organizar la visita a través de un código QR de acceso y tener la opción de gestionar la recogida de la compra en el punto Click&Collect del parking, en puntos específicos del centro comercial o en la propia tienda.

Con la app de cada centro, el consumidor podrá también estar al tanto de las directrices de seguridad e higiene e incluso, teniendo en cuenta el listado de productos que se desean adquirir, la aplicación permitirá preparar el recorrido óptimo con antelación. Con el objetivo de tener una mejora continua de la experiencia, se pedirá a los visitantes que hayan asistido al centro comercial que evalúen la experiencia y que den su opinión, a fin de ampliar y mejorar las prestaciones de los centros de cara a futuras visitas durante esta fase de desescalada. La compra online se verá potenciada también a través del concepto Mall&Go que facilitará la compra en línea en cualquiera de los establecimientos del centro comercial con servicio de entrega a domicilio.