Información sobre vivienda y economía

La división online de Popular cambia de sede y se convierte en inquilino de Metrovacesa

Imagen del edificio Ulises, futura sede de popular-e

Banco popular-e, la filial en Internet de la entidad financiera presidida por Ángel Ron y propietaria de los negocios de tarjetas de Citi y Barclays en España, va a cambiar de sede este mismo año, aunque no va a abandonar la capital.  

Según ha podido saber idealista news, toda la plantilla de la firma (compuesta por unas 700 personas) dejará el Parque Empresarial La Moraleja (situado en la Avenida de Europa, Alcobendas) por el Parque Empresarial Ulises, ubicado en una zona residencial entre la calle Arturo Soria y el Parque del Conde de Orgaz, en el que estará en régimen de alquiler.

El inmueble está compuesto por dos edificios que se comunican entre sí y que suman 9.577 m2 de superficie repartidos en 14 plantas, de las que popular-e ocupará previsiblemente 12 (como mínimo suponen unos 8.000 m2). Además, el inmueble cuenta con más de 300 plazas de garaje y espacios de hostelería (cafetería, restaurante…).

El parque empresarial está actualmente en manos de Metrovacesa, empresa en la que Popular también controla parte del accionariado. Curiosamente, la entidad financiera tiene un 49% del capital de popular-e (el otro 51% es propiedad del fondo norteamericano Värde Partners) y otro 9,14% de la inmobiliaria.

El cambio de sede no se producirá hasta finales de año (noviembre-diciembre) y, aunque el edificio actualmente está vacío, Metrovacesa lo ha retirado del mercado para realizar una reforma integral del espacio. En la propia web de la compañía, al menos, ya aparece como ocupado.

La inmobiliaria, al igual que muchas otras compañías del sector, está apostando por la rehabilitación de los inmuebles que tiene en cartera para satisfacer la demanda en un momento en el que la oferta de calidad de oficinas empieza a escasear.

La propia Metrovacesa reconocía hace unas semanas que está siendo muy flexible en las negociaciones y no sólo aplicando un ajuste de rentas, sino también a través de los tipos de contrato, de la mejora de los servicios y los equipamientos. Gracias a ello, la inmobiliaria, que gestiona en Madrid alrededor de medio millón de m2 de oficinas, tiene una tasa de ocupación del 90%.

A pesar de que no ha trascendido el precio al que se ha cerrado el acuerdo, lo cierto es que los precios del m2 de las oficinas de la zona se encuentran en una horquilla de entre 10 y 13 euros mensuales de acuerdo con los cálculos de la consultora JLL, mientras que los anuncios activos en idealista muestran un precio medio de unos 9,6 euros/m2/mes.

Teniendo en cuenta estas cifras, y si el acuerdo se ha cerrado a precios de mercado, el coste del coste del arrendamiento anual que pagaría Popular a Metrovacesa por el alquiler podría ascender al millón de euros.