Información sobre vivienda y economía

Los promotores exigen apoyo a bancos y administraciones para salir de la crisis

fotografía de de la mesa "condicionantes actuales para el futuro del sector”
Autor: Elena

La mesa de debate
“Condicionantes actuales para el futuro del sector”
De sima 2011 ha analizado las perspectivas de la economía española en general y del sector inmobiliario en particular. La conclusión es clara: es necesario que administraciones, promotores y entidades financieras trabajen juntas para llegar a una solución. El círculo vicioso al que ha llegado el país lo hace imprescindible, ya que la falta de crédito sigue ahogando el sector

Ángel bergés (consejero delegado de afi) pone de manifiesto que el sector inmobiliario y el bancario desde hace tiempo son almas gemelas y asegura que la falta de credibilidad de la banca, principalmente por el proceso de recapitalización de las cajas, está pasando factura al sector de la vivienda. El crédito ha caído 20.000 millones de euros y ante esa situación es imposible despertar las necesidades de vivienda. En su opinión, el elevado riesgo con que cuenta actualmente el sector inmobiliario es el origen de la escasa financiación que recibe, debido, en parte, a la interpretación general de que el saneamiento del sector inmobiliario ha sido insuficiente. Sobre el ajuste ya vivido por el sector, bergés asegura que el precio ha caído más de lo que dicen las estadísticas y que ya hay territorios donde el stock de vivienda en venta es próximo a cero

Bergés vaticina un futuro en el que el conjunto de crédito va a caer más porque las necesidades financieras de las entidades no pueden crecer a través de depósitos. El poco ahorro de las familias y la competencia en el mercado lo justifican, asegura, por lo que será la concesión de crédito la que va a pagar las consecuencias. Bergés añade que demanda de vivienda sí hay y que el problema actual por el que se venden pocos pisos viene del lado de la oferta y de condicionantes externos como el paro. Indica que la demanda de vivienda al año no asciende a 700.000 unidades como en el pasado, pero tampoco son 100.000 como ocurre actualmente. Además, aprovecha para recordar que cuando se habla de vivienda se tiende a tratar por igual cuando realmente es un producto muy heterogéneo

Por su parte, Juan Antonio Gómez-pintado, presidente de vía célere, intervino dejando de lado los análisis macroeconómicos para ver los problemas del día a día con el que se encuentran los promotores desde el lado práctico. Apunta que el bombardeo de información continua y sesgada sobre caídas de precio en los medios socaba la confianza del potencial comprador, conteniendo la demanda. No obsante, la falta de financiación también es destacada por el promotor como uno de los problemas principales que asolan al sector. Gómez-pintado se muestra convencido de que el sector financiero no va a apoyar al promotor a corto plazo porque el sector inmobiliario se ha convertido en poco interesante para la banca por el aumento exigido de las provisiones

Enrique Domínguez, de deloitte, pide rapidez a la hora de separar los productos tóxicos y no tóxicos con que cuenta el sector, “para que al menos una parte tenga vida”. El experto asegura que los bancos necesitan su propia viabilidad y ahora mismo tienen muchos activos en sus balances. Los créditos sólo se van a dar a los productos muy buenos, pero no va a haber ayudas generosas porque sí, reconoce

Guillermo san Román (frontal s.xxi) dice a las entidades financieras que tienen que hacerse a la idea de que son parte del sector inmobiliario y les pide apoyo. Su intervención se ha centrado en una crítica directa a las administraciones en cuanto a la gestión que desarrollan con los promotores. San Román asegura que el inmobiliario es el único sector industrial en el que no sabes cuánto tiempo vas a tardar en desarrollar un proyecto, y esto sucede por los largos trámites que exige la administración para la gestión de los planes urbanísticos. Por ello, pide que se agilicen las resoluciones de los proyectos porque con los plazos actuales y el escaso desarrollo que se vive en este momento ya no tendremos producto inmobiliario dentro de 4 ó 5 años. En este sentido, gómez-pintado apunta que “no es de recibo que las licencias se tarden en tramitar entre 8 y 9 meses”, algo que pone de manifiesto una falta de sensibilidad desde la administración

El presidente de vía célere añade que el stock de vivienda en Madrid ciudad es claramente insuficiente, entre 5.100 y 5.200 viviendas solamente. Añade que queda suelo en la capital para 131.000 viviendas, pero no todo es viable porque parte no está desarrollado y parte se encuentra en manos de la banca. La gran mayoría de los ámbitos proyectados para desarrollar están paralizados, lo que va a generar problemas de oferta en poco tiempo



Elena pisonero (Kpmg)

Insiste en el matrimonio necesario entre banca y promotor que ha llevado al sector a un círculo vicioso. Asegura que no debe haber intereses contrapuestos para valorar los activos entre bancos y promotores y que, por el bien de todos, hay que compaginar intereses para aportar credibilidad

En la ronda de preguntas del público reapareció josé Manuel Galindo (presidente de asprima), ponente en la primera mesa, para pedir una inyección de crédito en el sector. Asegura que el retorno fiscal que esto supone sería superior al crédito necesario para desarrollar viviendas, lo que permitiría generar empleo a la vez que satisfacer la demanda de vivienda

 

Noticias relacionadas:

Banco de España: "la vivienda podría bajar un 30% desde máximos hasta finales de 2012"

Delta: "los clientes hacen ofertas, regatean el precio de la vivienda pero luego no tienen dinero"