Información sobre vivienda y economía

Precios, empleo y crédito: las 3 palancas necesarias para que la vivienda vuelva a carburar

las claves para que mejore la venta de viviendas son precio, hipoteca y trabajo
Autor: Redacción

Aunque no existe una receta mágica para volver a vender casas como antaño, los expertos señalan las claves para mejorar la situación. Los precios son la variable más relevante y hasta que no se vea una estabilización, los ciudadanos no van a comprar si saben que las viviendas pueden estar más baratas. Otros factores esenciales para que mejore la venta son la seguridad laboral y la concesión de crédito

1.- el precio: se trata de la variable más importante para los expertos. Hasta que no se estabilicen, los potenciales compradores no adquirirán una casa. Como no se venden casas, es necesario un ajuste de precios hasta que case la oferta y la demanda. De hecho, hay expertos como Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista.com, que asegura que hay una demanda que “sólo reacciona cuando los precios son atractivos”. Hay oportunidades buenas de compra, sólo hay que buscar bien, dice Carlos smerdou, consejero delegado de foro consultores

2.- confianza en la economía  y estabilidad laboral: si las previsiones de futuro son negativas, entonces la decisión de compra de una vivienda se pospone hasta que se vislumbre un mejor panorama económico. Unido a la economía va el empleo y España sufre una elevada tasa de desempleo que no permite invertir en inmuebles. El economista fernando Rodríguez acuña sostiene que el paro y la inseguridad en el empleo contraen las ventas de casas

3.- concesión de hipotecas: la mayoría de los españoles necesita acceder a un préstamo hipotecario para comprar una vivienda, sin embargo las entidades financieras van a mantener cerrado el grifo crediticio a corto-medio plazo. Los expertos coinciden en que es vital que los bancos vuelvan a otorgar créditos para normalizar el sector inmobiliario

Por último, los expertos ponen de relieve que si las tres variables comentadas mejoraran, entonces se reduciría el stock de viviendas, lo que impulsaría construir viviendas nuevas y a carburar de nuevo el mercado