Información sobre vivienda y economía
Gtres
Gtres

¿Qué pasa con la deducción por alquiler de vivienda si se firma el contrato en diciembre pero entra en vigor en 2015?

Muchos contribuyentes que quieran alquilar un piso están aprovechando los últimos días de 2014 para firmar el contrato de arrendamiento y beneficiarse de las desgravaciones antes de la entrada en vigor de la reforma fiscal el próximo 1 de enero de 2015, una reforma que trae la eliminación de la deducción por alquiler. Pero ojo con lo que se firma: Hacienda tomará como referencia la fecha de entrada en vigor del contrato, con lo que es recomendable que la fecha de la firma del contrato sea la misma que la de la entrada en vigor, que debe ser antes del 31 de diciembre.

Con la reforma fiscal a partir del 1 de enero se elimina la deducción por alquiler de vivienda. Esta deducción la disfrutan en la actualidad los contribuyentes cuya base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales, pudiendo deducirse el 10,05% de las cantidades satisfechas en el período impositivo por el alquiler de su vivienda habitual y hasta un máximo de 9.040 euros anuales. 

Esta deducción no tenía límite de edad y era de carácter exclusivamente estatal, es decir, compatible con la deducción que ofrecen casi todas las comunidades autónomas. Algunas de ellas  siguen manteniendo la deducción por alquiler en el tramo autonómico; es el caso de Madrid, que ya ha anunciado que seguirá contemplando este beneficio fiscal para los menores de 35 años

La nueva normativa establece un régimen transitorio según el cual pueden disfrutar de esta ayuda fiscal los contribuyentes que hubieran celebrado un contrato de arrendamiento con anterioridad al 1 de enero de 2015 por el que hubieran satisfecho, también con anterioridad a dicha fecha, cantidades por el alquiler de su vivienda habitual, siendo necesario que el contribuyente hubiera tenido derecho a la deducción por dicho alquiler en relación con las cantidades satisfechas por él en un período impositivo devengado con anterioridad a 1 de enero de 2015.

Por esto mismo, Elena Serrano, Abogada y fundadora del despacho eslawyer Recuerda que conviene firmar el contrato de arrendamiento antes del 31 de diciembre de este año y que esta misma fecha sea la de entrada en vigor para conservar el derecho a deducción, puesto que la firma a partir del 1 de enero de 2015 o incluso la firma sin pago de rentas durante el ejercicio 2014 supone la pérdida de este incentivo fiscal. Es decir, hacienda tomará como referencia a efectos de deducción el pago de cantidades por el alquiler de la vivienda anteriores al 1 de enero de 2015.

De hecho, en la misma reforma fiscal se dice en la disposición transitoria decimoquinta que resultará necesario que el contribuyente “hubiera tenido derecho a la deducción por alquiler de la vivienda habitual en relación con las cantidades satisfechas por el alquiler de dicha vivienda en un período impositivo devengado con anterioridad a 1 de enero de 2015”.

Una vez firmado el contrato de arrendamiento y conseguido que éste entre en vigor antes de enero, es importante tener en cuenta dos factores, tal y como recuerda Elena Serrano:

1.- Es esencial ingresar la fianza en el organismo autonómico correspondiente: todos los inquilinos están obligados por ley a entregar una fianza cuando firman el contrato de alquiler y los propietarios están obligados a entregarla a un organismo autonómico. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid debe hacerse en el IVIMA. Esto es Necesario si el arrendatario quiere desgravarse en función de sus ingresos, ya que si no está depositada hacienda puede reclamarte la devolución recibida.

Pero además, Serrano aconseja hacer el depósito de la fianza también en diciembre y ¿Por qué? Porque “hacienda te puede decir que has podido firmar el contrato en enero con fecha de diciembre y presentar la fianza directamente para beneficiarte de la deducción, con lo que lo mejor es hacerlo todo en diciembre para evitar problemas mayores”, añade

2.- una vez firmado el contrato en diciembre por ambas partes y definido expresamente que la entrada en vigor es en diciembre de 2014, es aconsejable que una de las partes se lo envíe a la otra bien por fax, burofax (todavía mejor) o correo certificado para acreditar la fecha en que se ha firmado. Es decir, que quede bien claro que se ha firmado dentro del mes de diciembre de 2014. “Como mucha gente va a firmar nuevos contratos ahora para seguir beneficiándose de la deducción, seguramente en la renta de 2015 (que se presenta en 2016) haya comprobaciones de alquileres y en esa fecha habrá que poder demostrar que la firma en 2014 es real”, recuerda Serrano.

Cambios también para los caseros

Si bien inicialmente en el anteproyecto se reducía el porcentaje de reducción de los propietarios del 60% anual para inquilinos mayores de 35 años hasta el 50%, la Ley de reforma mantiene el porcentaje actual del 60% de exención de las rentas de alquiler de vivienda para todos los arrendamientos, eliminando la reducción incrementada del 100% para los arrendamientos a jóvenes menores de 30 años con rendimientos netos del trabajo o de actividades económicas en el período impositivo superiores al IPREM (para el año 2014 de 7.433,14 euros anuales).

 

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail