Información sobre vivienda y economía

Hoy se compran tres veces más casas con una hipoteca que hace dos años

La compraventa de viviendas financiadas mediante un préstamo hipotecario se ha disparado desde 2013. De enero a julio se han concedido 92.741 nuevas hipotecas y se han vendido 228.047 viviendas, lo que supone un 40% del total, frente al escaso 16% que representaban en 2013. Ya se han dado más hipotecas nuevas en los siete primeros meses de 2015 que en todo 2014, según BBVA.

Este repunte del acceso al crédito se debe, por un lado, a la mejora de la economía de las familias. Durante los últimos trimestres, la renta disponible sigue en aumento lo que les está permitiendo ahorrar sin tener que disminuir su nivel de consumo, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. Para BBVA Research, “es de esperar que parte de ese ahorro se destine a nueva inversión en vivienda”.

Por otro lado, el mercado hipotecario sigue beneficiándose de un entorno de bajos tipos de interés. Tras la última reunión del Banco Central Europeo (BCE), en la que rebajó sus expectativas de crecimiento e inflación para la zona del euro y manifestó su intención de continuar con políticas monetarias expansivas todo parece indicar que “el mercado sitúa las primeras subidas de tipos de interés a finales de 2018”, según el Flash Inmobiliario de España de BBVA Research.

Suben los préstamos hipotecarios y también el volumen del crédito concedido, que ya acumula 12 meses consecutivos de crecimiento. La hipoteca media ha crecido desde 2013 y en julio de 2015 alcanzó 125.283 euros desde el mínimo de septiembre de 2013 con 110.078 euros.

Los precios de las viviendas también están recogiendo la mejora en la concesión del crédito. Aunque el mercado sigue siendo bastante heterogéneo. Los últimos datos conocidos del Índice de Precios de la Vivienda (IPV) mostraron un crecimiento interanual del 4% en el segundo trimestre del 2015 y ya suman cinco trimestres de precios crecientes.

Madrid y Baleares experimentaron un mayor crecimiento de sus revalorizaciones, con el 9,5% y 7,7%, respectivamente. Mientras que Navarra y Galicia solo crecieron en tasas del 2,4% y 2,9%.