Información sobre vivienda y economía

Las familias reducen sus deudas ligadas a la vivienda a un ritmo de 2.000 millones mensuales

Autor: Redacción

Las familias españoles siguen desendeudándose a marchas forzadas y, según los últimos datos de España, muchos de sus esfuerzos se están centrando en rebajar todo lo posible el préstamo que pidieron en el pasado para comprar su vivienda.

Las últimas cifras mensuales publicadas por el regulador del sector financiero, correspondientes a septiembre, reflejan que el stock de crédito destinado a la adquisición de una casa se sitúa actualmente en 567.003 millones de euros. Dicho de otro modo, ésa es la deuda que tienen pendientes todas las familias españolas con el conjunto de la banca relacionada con la compra de sus viviendas y en el último año se está reduciendo a un promedio de unos 2.000 millones mensuales.

¿Y esto es mucho o poco? Depende de con qué lo comparemos. Es cierto que estamos hablando de más de medio billón de euros, pero también que es la deuda pendiente de pago más reducida desde el ejercicio 2006.

Las estadísticas del organismo presidido por Luis María Linde constatan que el stock de crédito destinado a la vivienda se ha reducido en 24.262 millones de euros en apenas doce meses y que, desde noviembre de 2008 ha retrocedido en unos 113.000 millones de euros.

Se trata de uno de los desapalancamientos más importantes para los hogares españoles, sobre todo si tenemos en cuenta que otros préstamos (como, por ejemplo, los vinculados al consumo) subieron en el noveno mes del año. El stock en circulación a cierre de septiembre se situó en 161.745 millones de euros, casi 400 millones por encima al mes anterior.

La caída del saldo vivo del crédito hipotecario es, precisamente, uno de los incentivos de la banca para volver a financiar la compra de la vivienda. Y es que no podemos olvidar que, cuando más reducido sea ese stock, más lo es la cantidad sobre la que el sector aplica los intereses.