Información sobre vivienda y economía

El producto alternativo se consolida como inversión inmobiliaria en Europa

Autor: Redacción

Las residencias de estudiantes, los centros sanitarios y de ocio o la inversión en deuda inmobiliaria son activos cada vez más comunes en las carteras de los fondos e inversores. Además de los clásicos, como las oficinas y el retail, estos productos alternativos junto al sector residencial se confirman en el negocio inmobiliario como una manera de diversificar la inversión para conseguir más rentabilidad, según CBRE.

Más de la mitad de los encuestados (56%) por el informe ‘Global Investors Intentions’ elaborado por CBRE, afirma que ya cuenta con productos alternativos entre sus inversiones, con la deuda inmobiliaria como el producto con mayor penetración en el mercado, hasta un 30%.

Junto a estos activos alternativos se une la actividad sobre residencial, que es el sector que más ha crecido en comparación con el año pasado, de un 5 a un 12%. Pero los clásicos siguen siendo la principal inversión para los fondos. Las oficinas siguen liderando el interés de los inversores, siendo la prioridad del 37% de los encuestados. Pero también ha vuelto a aumentar la  inversión en el sector retail, sobre todo en los centros comerciales y en high street (calles principales), que ha crecido de un 22% en 2015 a un 27% en 2016.

Esta diversificación en los activos también se nota en los lugares donde se invierte. Ciudades de Europa central y oriental como Varsovia, Budapest, Praga y Bucarest han entrado por primera vez entre los 15 destinos con mayor inversión. Pero siguen siendo Londres, Madrid y París los principales destinos de inversión. La capital española mantiene la segunda posición como más atractiva en la que invertir.

España, por su parte, está entre los tres países más interesantes para invertir en inmobiliario 10,2%, solo por detrás de Alemania (17%) y Reino Unido (15,1%), pero más atractivo que Holanda o Francia, según CBRE.