Información sobre vivienda y economía

Los extranjeros 'dominan' Barcelona: compran ocho de cada diez pisos de lujo en la Ciudad Condal

Autor: Redacción

Los extranjeros son los protagonistas absolutos del mercado de lujo en Barcelona. Según un estudio de la inmobiliaria Lucas Fox International Properties, hasta el 83% de las viviendas de más de 950.000 euros que se vendieron en 2015 fue a parar a manos foráneas, frente al escaso 17% que representó el comprador de nacionalidad española.

Estos datos contrastan con los que se registran en Madrid, donde el peso de extranjeros y españoles está repartido a partes iguales, e incluso con los registrados en la Ciudad Condal durante 2014.

Y es que, a pesar de que los compradores locales siguen siendo una minoría, lo cierto es que poco a poco van ganando terreno a los no residentes. Según la inmobiliaria, en 2014 solo representaban el 11% de las compras de viviendas, seis puntos menos que el año pasado. La mayoría de ellos invirtieron en primeras residencias.

“Desde hace varios años el mercado ha estado dominado por los compradores internacionales y, pese a que los inversores extranjeros siguen siendo responsables de la mayoría de las ventas de propiedades de gama alta, es cierto que el número de compradores locales está claramente en alza, tendencia que esperamos continúe a buen ritmo a lo largo de 2016”, explica om Maidment, Socio de Lucas Fox, quien añade que “el aumento de la influencia en el mercado por parte de los compradores locales ha sido la tendencia más destacada de 2015”.

El inversor español no solo está incrementando su peso en Barcelona, sino también en sus alrededores: en Valencia, por ejemplo, las transacciones por parte de compradores domésticos se han más que duplicado, mientras que en el Maresme representaron el 37% de las operaciones y en la Costa Brava, el 29%.

Durante el año pasado también se ha producido un repunte de los compradores holandeses y estadounidenses, aunque los británicos siguen teniendo un papel destacado. “Las ventas a compradores procedentes de Gran Bretaña aumentaron un 50% en la capital catalana, mientras que en Ibiza acaparan la friolera de más de dos tercios de las transacciones de Lucas Fox, debido principalmente a la fuerte revalorización de la libra frente al euro durante este último año”, puntualiza la inmobiliaria.

No podemos olvidar que el comprador no residente está muy interesado en el mercado residencial doméstico. De hecho, según el Colegio de Registradores, los compradores internacionales protagonizaron el 14,38% de las compraventas de viviendas totales en los últimos tres meses de 2015, lo que se traduce en un nuevo máximo histórico en términos porcentuales. Unos datos que demuestran la fortaleza de la demanda extranjera (sobre todo de británicos, franceses y alemanes) y que suponen unas 12.000 transacciones trimestrales, de acuerdo con el organismo.