Información sobre vivienda y economía

El PSOE propone resucitar la ayuda al alquiler para jóvenes: qué piensan los expertos

La exministra de Vivienda vuelve a poner sobre la mesa una ayuda para los jóvenes para pagar el alquiler
La exministra de Vivienda vuelve a poner sobre la mesa una ayuda para los jóvenes para pagar el alquiler

La secretaria de Ordenación Territorial y Políticas Públicas de Vivienda del PSOE y exministra de Vivienda, Beatriz Corredor, ha planteado medidas como la recuperación de la Renta Básica de Emancipación (RBE) y modificar la ley de arrendamientos urbanos (LAU) para atender a la dificultad de los jóvenes de acceder a la vivienda y el incremento de los precios del alquiler en las grandes ciudades.

Sin embargo, expertos consultados por idealista/news, como Miguel Córdoba, profesor de economía financiera en la Universidad CEU San Pablo, cree que "no tiene sentido recuperar una medida que caducó en 2012 y acabaría por ser inflacionaria y ni siquiera social". Desde el PSOE, por eso, aclaran que su idea no es recuperarla igual, pero sí basarse en aquella medida que consideran "necesaria para atajar el problema".

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, sigue con el propósito de seguir su nueva etapa en el partido marcada por políticas “de carácter social”, es decir, todas aquellas que impliquen un mayor gasto en salud, educación, asuntos sociales o vivienda.

El pasado 17 de noviembre, el secretario general de los socialistas presentó un documento llamado “Impulsando la España Social”, que entre sus propuestas recogía cuatro iniciativas prioritarias en políticas de vivienda. Una de ellas es la que también defiende Corredor, que sería recuperar una medida de la era Zapatero, la Renta Básica de Emancipación (RBE), "aunque actualizándola a la actual situación", puntualiza la exministra. 

Para quienes no recuerden qué es la RBE, se trataba era un conjunto de ayudas económicas aprobadas en 2007 y que entraron en vigor en enero de 2008. Entre las más conocidas estaba la subvención de 210 euros mensuales a los jóvenes para pagar el alquiler. En 2011 se destinaron 400 millones de euros a esta partida presupuestaria. Con la llegada del PP al Gobierno en 2011, se eliminó la medida en los Presupuestos Generales de 2012, además de poner fin a la desgravación por la compra de vivienda habitual y la subida del IVA para nueva (del 4% al 10%).

Ahora, en 2017, con un incremento de los alquileres en las grandes ciudades, la oposición busca aliviar esta carga económica entre los jóvenes con dificultades para emanciparse resucitando la ayuda económica. "Pero debe ser simultáneo a una reforma de la actual LAU que fue un error", explica Corredor, quien pide que no solo debería ofrecerse una ayuda económica a los jóvenes, sino también volver a ampliar la duración de los contratos de alquiler "favoreciendo la estabilidad de los inquilinos y el precio del mercado", por ejemplo, además de volver a referenciar la subida de los precios al IPC.

Para Corredor, "la reforma de la LAU, con la reducción de la duración de los contratos y desvincular la subida de los precios del IPC, fue un error".

 

Las propuestas de Corredor son trabajar, simultáneamente, "a corto plazo, una ayuda a pagar la renta para una generación con dificultades para independizarse; a medio plazo, una reforma de la LAU que estabilice el mercado y a largo plazo, reorientar el parque de vivienda pública para destinarlo al alquiler".

Pero algunos expertos creen que la propuesta del PSOE a corto plazo, una medida que suponga un gasto público, no resolverá la problemática. Es la postura de Córdoba, quien opina que "esta ayuda que sale del dinero del Estado, este va a los jóvenes y luego a los caseros, simplemente consolida la subida de precios". 

De la misma forma se postula Gonzalo Bernardos, profesor de Economía de la Universidad de Barcelona (UB), quien cree que la RBE "fue una tontería cuando se estableció y sigue siendo una tontería si se recupera próximamente". Para Bernardos "el problema del alquiler no está en el lado de la demanda, sino en la oferta", ya que hay "una gran escasez de inmuebles que atienda a la fuerte demanda, y un subsidio repercutiría en gran medida sobre el precio". 

Para Corredor algunas de las razones que han provocado este incremento del precio del alquiler son, en parte, que "muchos ayuntamientos descapitalizaron suelos públicos que vendieron a fondos de inversión y se ha perdido suelo dotacional que podría atender a colectivos con necesidades urgentes" y, por otro lado, el haber reducido la duración de los contratos (de 5 a 3 años), lo que ha conllevado a inflar el mercado del alquiler turístico (competencia de los gobiernos autonómicos) "por los beneficios que supone para el propietario frente al alquiler convencional".

Es por eso que la exministra reclama al ministerio de Fomento que "definan qué viviendas son turísticas, si son aquellas que son un suplemento económico para algunos propietarios o provienen de plataformas que gestionan unas viviendas a modo hotelero", porque todo ello "repercute en el mercado residencial, que es competencia estatal".

Desde el punto de vista de Rubén Cózar, director del área Residencial de Foro Consultores, antes de señalar a los pisos turísticos como culpables del aumento del precio del alquiler "primero hay que analizar dónde están subiendo los alquileres, que es en las zonas céntricas de grandes ciudades". Por eso, Cózar indica que "manda la oferta y la demanda y es necesario que el mercado sea libre y no encorsetarlo". 

El plan de vivienda 2018-2021 que presentó el ministro de la Serna el pasado mayo contemplaba ayudas para los jóvenes. Bajo la opinión de Corredor estas ayudas que plantea el Gobierno son "un error y una pérdida de eficiencia de los recursos" porque no atienden al mayor número de ciudadanos, "que ahora están en alquiler". De la misma forma, Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, opina que "el Gobierno debe impulsar medidas para impulsar el creciente mercado del alquiler, pero no dando ayudas directamente a los jóvenes".

Sin embargo, Encinar considera que "dar ayudas económicas (sean para compra o para alquiler) provocará un aumento artificial del precio", además de perjudicar "gravemente" a aquellas personas fuera de lo límites de la subvención, es decir, mayores de 35 años y con un salario anual por encima de los 19.170,39 euros. En esa línea, Corredor opina que la medida de de la Serna "además de volver para atrás es incompatible con los requisitos que se exigen para solicitar una hipoteca".

Para Fernando Encinar "dar ayudas económicas (sean para la compra o para el alquiler) provocará un aumento artificial del precio".

"La mejor manera de potenciar el mercado del alquiler es que aumenten la oferta, ya sea dando mayor cobertura jurídica a los propietarios para que se animen a poner sus casas en alquiler, como colaborando con los ayuntamientos para que cedan suelo dotacional para la construcción de viviendas en alquiler en colaboración con la empresa privada", puntúa Encinar. Una postura compartida con Cózar, quien piensa que "los ayuntamientos pueden hacer una labor muy importante al destinar sus promociones al alquiler para regular el mercado".

Con todo, Corredor, quien opina que la ayuda de los 210 euros "no ayudó al incremento del precio del alquiler, sino que benefició a más de 188.000 jóvenes", aclara que la intención del PSOE "es adaptarla a la coyuntura de 2018". La exministra también sostiene que debe aumentar el parque público de viviendas, a la vez que atajar el problema con una ayuda económica. "No creo que sea incompatible", opina.

Dos de las medidas que propone Bernardos serían "aumentar la exención en el IRPF de los ingresos de los alquileres (actualmente en el 60%) y, también, reducir el IBI a los que pongan sus viviendas en alquiler", ya que estimularía a un aumento de la oferta.

La responsable de Vivienda del PSOE piensa que, también, se deben tomar medidas que incentiven a los propietarios en positivo para que introduzcan sus inmuebles en el mercado del alquiler de forma estable, en vez de "prohibir o fijar una renta máxima que quizá no es algo que se vaya a respetar".