Información sobre vivienda y economía

Airbnb retirará los pisos ‘ilegales’ en Barcelona y facilitará datos de sus clientes

En la antesala de la época alta de turismo en Barcelona, el Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo de buenas prácticas con Airbnb, la única plataforma de apartamentos turísticos que hasta la fecha no estaba en la mesa de trabajo con el Consistorio para avalar la oferta legal y un modelo de turismo sostenible.

Después de mantener una reunión la teniente alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, y el concejal de Turismo, Agustí Colom, con los responsables en España de Airbnb han comunicado, por una parte, la retirada de los anuncios  en su web de 2.577 pisos ilegales detectados antes del 1 de junio, después de avisar el Consistorio a la compañía que los eliminase antes de multarle; por otra parte, Airbnb, ha anunciado que desde este viernes será imprescindible informar el número de referencia para anunciar un piso en su web.

A todo esto, uno de los acuerdos más celebrados por el Ayuntamiento ha sido el compromiso por parte de la compañía de facilitar los datos de sus clientes a la Administración, según establece el artículo 80.bis de la Ley de Turismo 13/2002, para agilizar el chequeo de pisos ilegales. De esta forma, "será casi inmediato retirar un anuncio ilegal", explicó Sanz.

Las actividades inspectoras corresponden tanto a Generalitat como al municipio en cuestión. Con Barcelona se firmó un convenio hace un año para que se responsabilizará 100% del control e inspección de los apartamentos turísticos en la ciudad. Desde entonces, el Ayuntamiento garantiza haber retirado unos 5.000 pisos ilegales de las principales páginas de alquiler vacacional. Esto se debe, también, al acuerdo de julio del año pasado con Booking, TripAdvisor, Apartur, Homeaway y Rentalia. La única que no entró en la mesa de trabajo fue Airbnb, la que más anuncios tiene y, por tanto, más capacidad de publicitar pisos ilegales.

El resto de plataformas de alquiler vacacional ya cumplían con la normativa autonómica de obligar a los usuarios a informar el número de referencia del piso. El único que no cumplía la ley era Airbnb.

La relación entre compañía y Administración había sido fría a raíz de las multas interpuestas. Con este nuevo acuerdo, por eso, no habrá retirada de las sanciones, según ha confirmado Sanz. "Nuestra intención es tolerancia cero a la actividad ilegal", declaró la teniente alcalde. Su objetivo es llegar al verano con el contador cero de pisos ilegales anunciados. "Tenemos que llegar al verano con una oferta sana", añadió Colom.

El Ayuntamiento contabiliza en unos 9.600 pisos que operan dentro de la legalidad en la ciudad. Sin embargo, ¿qué pasará con los pisos, aunque no estén publicitados? Desde el Ayuntamiento informan que, aparte de la multa de hasta 60.000 dependiendo del caso, y la suspensión de la actividad de un tiempo máximo de dos años, tal y como establece la legislación autonómica.

Lo que respecta a transferir los datos de los clientes a los inspectores de turismo, en este caso competencia del Ayuntamiento de Barcelona, según establece el artículo 80.bis de la ley no se le ha impuesto al resto de plataformas, según han confirmado algunas de ellas.