Información sobre vivienda y economía

Los grandes fondos inmobiliarios suben su apuesta por el alquiler: estos son sus planes

Autor: Redacción

La vivienda en alquiler se ha convertido en un polo de atracción para los grandes fondos internacionales, que están intentando diversificar su portfolio en España.

En los últimos meses, grandes firmas como la gestora del banco alemán Deutsche Bank, el fondo de pensiones holandés APG, la gestora de CBRE, el fondo Redevco o la gestora de Catella son algunas de las que han decidido adentrarse en este mercado con nuevos desarrollos o la compra de carteras de casas en arrendamiento. Todos están sigiendo los pasos del gigante estadounidense Blackstone, que vio oportunidad de negocio en el alquiler de viviendas hace ya cinco años, cuando compró casi 2.000 viviendas a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS).

¿Y qué están haciendo los demás? El fondo holandés APG, por ejemplo, se asoció hace un año y medio con la inmobiliaria catalana Renta Corporación para lanzar una socimi de viviendas a la que bautizaron como Vivenio. Nació con el objetivo de invertir unos 1.000 millones de euros en la compra de casas en arrendamiento, situadas principalmente en Madrid, Barcelona y otras grandes capitales de provincia, de los que lleva invertidos en torno al 40%.

A pesar de que la sociedad nació con la idea de comprar viviendas para alquilarlas, también está llegando a acuerdos llave en mano. Un buen ejemplo es el que ha cerrado con Aquila Capital, que le permitirá conseguir 1.100 viviendas en los próximos años, mientras que no destaca desarrollar proyectos propios en el futuro, según ha explicado David Vila, consejero delegado de Renta Corporación, en una entrevista a idealista/news.

La gestora del banco alemán Deutsche Bank, DWS, también tiene planes para el mercado del alquiler. La firma, que ha estado centrada en estos años en las oficinas y los locales, mira al residencial con el objetivo de invertir en torno a 500 millones de euros en los próximos años para hacerse con una cartera de entre 1.000 y 2.000 casas en los mercados más líquidos (Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao...) Así, el alquiler copará una tercera parte de la inversión prevista para el mercado ibérico.

La gestora de CBRE, por su parte, ha sumado fuerzas para sacar rédito del tirón del arrendamiento. En su caso, el acuerdo es con la gestora española Azora y la firma de inversión estadounidense Madison para llegar a manejar un portfolio de 10.000 viviendas con una inversión de unos 750 millones de euros en un plazo de dos-tres años. De momento, el vehículo que han creado conjuntamente cuenta con algo menos de 6.500 casas.

Suma y sigue porque el fondo Redevco tiene su propia estrategia: crear un fondo de inversión que alcance un portfolio a escala europea de unas 2.500 viviendas, para las que destinará unos 500 millones de euros. Además de España, prevé adquirir activos residenciales en alquiler en otros mercados como Alemania, Países Bajos o Reino Unido.

La lista continúa con Elix Vintage, la socimi que han impulsado la promotora Elix y los fondos KKR y Altamar Capital Partners, también está cerrando operaciones vinculadas con el alquiler. La última ha sido la compra de un edificio residencial en Barcelona por cuatro millones de euros. Tras esta transacción, el vehículo suma 25 activos, aunque su objetivo es elevar el número a 40 inmuebles hasta 2021 para someterlos a una reforma integral y poner en alquiler las viviendas.

Por último, el plan de la filial española de la gestora de fondos sueca Catella pasa por hacerse con 2.000 casas en lo que queda de década con una inversión a los 300 millones de euros. La gestorentró en alquiler residencial hace dos años y medio y sumará unas 1.000 viviendas a su portfolio a principios de año. Además, ha llegado a un acuerdo con una promotora inmobiliaria para desarrollar viviendas en ciudades como Madrid.