Información sobre vivienda y economía

Por qué comprar una casa prefabricada de acero

Exterior de un modelo fabricado por Cube / Casas Cube
Exterior de un modelo fabricado por Cube / Casas Cube

Una nueva estrella brilla en el mercado inmobiliario: las casas prefabricadas. Personalizables, eficientes y rápidas de construir, lo tienen todo. Aunque en otros países como Estados Unidos siempre han tenido protagonismo, España ha comenzado a darles el papel que se merecen. Nos centraremos en las construidas con acero.

¿Por qué comprar una casa prefabricada de acero?

Hay muchas ventajas para decantarse por este tipo de viviendas: calidad-precio, rapidez constructiva, personalización o eficiencia son solo algunas de ellas. “Nosotros siempre destacamos como ventaja la eficiencia energética y la sostenibilidad, con el ahorro y el confort que ello supone para una familia", comenta Vanessa Bretón, de Casas Cube, a idealista/news.

"El hecho de construir de un modo industrializado nos proporciona muchas ventajas: los plazos son mucho más cortos que en obra tradicional, la relación calidad-precio es muy competitiva y el control de los procesos es muy estricto”, añade.

¿Cuánto cuestan?

No hay una sola respuesta, el precio depende de lo que uno se quiera gastar. Se pueden fabricar viviendas ‘low cost’, muy simples, o casas de alto lujo y con diseños muy cuidados. Además, la posibilidad de añadir tantos módulos como el dueño desee, hace que aumente el precio. Es decir, que las características y el tamaño influyen en el precio final.

Exterior de un modelo fabricado por Cube / Casas Cube
Exterior de un modelo fabricado por Cube / Casas Cube

“El precio de una de nuestras casas de 150 m2, con todos los acabados e instalaciones terminados, es de 119.000 euros. A este precio sumamos el pack llave en mano, que engloba otra serie de gastos (estudios del terreno, trabajo de los técnicos, ejecución de la cimentación, carga y descarga de los módulos, etc.). Incluyendo este pack y el IVA (10%), el precio final sería de 153.450 euros”, explica Bretón.

Cube también fabrica casas más pequeñas que se pueden comprar desde 39.000 euros y módulos que pueden servir como habitaciones extras de una casa por 11.500 euros.

¿Son seguras?

Una de las dudas que asalta al potencial cliente de casas prefabricadas, independientemente del material con el que estén hechas, es si son seguras y de calidad. La respuesta es un sí rotundo, pero el término prefabricado sigue teniendo connotaciones negativas.

“Estas dudas son por desconocimiento, ya que las viviendas prefabricadas deben cumplir los mismos requisitos legales que cualquier otra construcción. En Cube utilizamos materiales duraderos, con tratamientos anticorrosión y que además no pueden verse afectados por la humedad, algo que sí sucede con otro tipo de materiales tradicionales. Hay otro factor importante: los procesos industrializados y la construcción en una planta industrial son sometidos a controles de calidad exhaustivos, lo que mejora los procesos y el resultado final”, expone Vanessa.

Tu casa en cuatro meses

El tiempo de fabricación de una vivienda suele ser de aproximadamente cuatro meses. “Los dos primeros meses son de construcción en nuestra planta industrial. Luego, en un único día, se realiza la instalación y ensamblaje de los módulos. A partir de este momento, tenemos aproximadamente dos meses de remates en parcela antes de dar la casa por finalizada”, expone Bretón.

Cube no escatima en comodidades / Casas Cube
Cube no escatima en comodidades / Casas Cube

Cube fabrica sus casas con estructuras de acero combinadas con una serie de materiales aislantes en los muros. “Trabajamos además con forjados de hormigón sobre chapa colaborante, separados de la cimentación mediante cámaras de aire que aíslan la vivienda de las posibles humedades del terreno. En el exterior, utilizamos de forma estándar piedras naturales para los revestimientos, como mármol, pizarra o cuarcita”, señala Vanessa.

Mayor demanda de muchos clientes tipo

Respecto al cliente tipo de la empresa, desde Cube comentan que no hay un tipo fijado. Muchos de los interesados en comprar una de sus casas son parejas jóvenes que adquieren su primera vivienda, pero también personas de mayor edad que buscan una alternativa a su casa de toda la vida.

“Notamos una demanda creciente en los últimos años porque cada vez más gente valora la construcción prefabricada. En general, lo que observamos es que se trata de personas que, independientemente de su edad o economía, prefieren opciones innovadoras, un diseño cuidado y que tienen bastante claro lo que necesitan”, explican desde Cube