Información sobre vivienda y economía

Madrid agiliza el proceso para adjudicar 150 viviendas desocupadas

Gracias al impulso de la EMVS

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid. / Gtres
José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid. / Gtres
Autor: Redacción

El nuevo Gobierno Local se ha propuesto impulsar la vivienda durante su legislatura. Y para ello no sólo buscan desbloquear grandes desarrollos como la antigua Operación Chamartín o la de Campamento. También pretenden impulsar otro tipo de iniciativas que resuelvan el problema de acceso a la vivienda que existe en la capital.

En esta línea la EMVS (empresa municipal de la vivienda y suelo del consistorio madrileño) ha modificado su reglamento para flexibilizar y agilizar la adjudicación de sus inmuebles. Este cambio permitirá adjudicar las casas que la compañía tiene vacías entre periodos de convocatorias, es decir, sin necesidad de tener que esperar a que finalice la última oferta que se mantenga en curso. Esta nueva norma ha obtenido el visto bueno de todos los grupos municipales presentes en el Consejero de Administración celebrado este pasado lunes.

Hasta ahora, el proceso dictaba que para poder ofertar nuevas viviendas desocupadas debía de haber finalizado la última convocatoria de adjudicación. En este limbo se ha acumulado un stock de 150 casas que habían sido recuperadas judicialmente tras ser ocupadas ilegalmente o porque los adjudicatarios habían renunciado a ellas.

En ese sentido, el concejal del Área Delegada de Vivienda y presidente de la EMVS, Álvaro González, ha destacado que “es necesario implementar un sistema de adjudicación mucho más rápido y ágil y, por tanto, este era un cambio que teníamos que hacer para intentar poner a disposición de los madrileños todas estas viviendas lo antes posible”. El objetivo de la EMVS, ha recordado, “no es solo construir nuevas promociones, sino saber gestionar correctamente el patrimonio de esta empresa pública. Con este cambio no habrá que esperar a que termine una convocatoria y empiece la siguiente, sino que se podrá hacer una adjudicación continuada en el tiempo, una medida importante para los madrileños que demandan una vivienda protegida”.

El patrimonio de la EMVS asciende a día de hoy a 6.300 viviendas en alquiler distribuidas en 20 de los 21 distritos de Madrid, una cifra que se va a incrementar como mínimo en 4.000 nuevos pisos que ya están en marcha o que se van a empezar a construir próximamente. El porcentaje de inmuebles entregados es muy alto, ya que actualmente el 93 % de esas 6.300 viviendas están adjudicadas y tienen un inquilino. El resto están en proceso de adjudicación o a la espera de poder estarlo. Los cambios introducidos en el reglamento agilizarán sacar al mercado estos pisos desocupados.

La EMVS ha modificado tres artículos de su reglamento. “En uno de ellos se permite a la Comisión Permanente de Adjudicación asignar las viviendas que en cada momento estén disponibles sin necesidad de realizar una oferta concreta, lo que incluye más flexibilidad en el proceso de adjudicación y una importante reducción de plazos”, ha señalado Diego Lozano, consejero delegado de la EMVS, quien ha destacado que no era muy operativo que “durante el transcurso de los procesos de adjudicación, la EMVS dispusiera de nuevas viviendas para entregar que con la anterior redacción del reglamento no podían ser objeto de inmediata oferta a la ciudadanía, con el consiguiente retraso y perjuicio, mermando así la eficacia que debe presidir la actuación de la EMVS”.

El registro de solicitantes de vivienda de la EMVS está formado por 24.300 personas, de las que 22.700 tienen actualizados todos sus datos. Los cambios aprobados en el reglamento también acortan los plazos de quince a diez días hábiles para que los nuevos solicitantes completen todos los requisitos de documentación en sus solicitudes de inscripción.