Información sobre vivienda y economía

Vía Célere, Aedas y Kronos realizan una oferta conjunta para comprar dos millones de m2 en Los Berrocales

Una propuesta que asciende a 120 millones de euros

Los Berrocales.
Los Berrocales.
Autor: Redacción

El mayor banco de suelo de Madrid se encuentra en al sur. Los desarrollos urbanísticos paralizados durante años han conseguido el desbloqueo de la administración local y ha supuesto que las grandes promotoras se lancen a la compra de estos terrenos. En este escenario Aedas, Vía Célere y Kronos han lanzado una oferta conjunta para comprar dos millones de m2 en Los Berrocales para levantar hasta 5.000 viviendas, según informa Cinco Días.

Las tres compañías han enviado una propuesta de 60 euros el m2 a un conglomerado de pequeños propietarios, aunque también habría que incluir una serie de variables que eleva la oferta a los 120 millones de euros en total. La única promotora que se ha pronunciado en este sentido es Kronos, que ha confirmado la oferta, aunque ha aclarado que van a estudiar cada caso para no fijar ningún límite máximo.

De todos modos, todavía queda tiempo para negociar la transacción de estos suelos, porque en al ámbito todavía le resta la reparcelación y la urbanización. De hecho, los pronósticos más optimistas apuntan a que las primeras grúas para levantar viviendas no llegarán hasta el 2022.

Por su parte, la alianza entre Aedas, Kronos y Vía Célere no es algo nuevo. Las tres compañías ya habían unido fuerzas anteriormente para hacerse con otra parcela -también situado en Los Berrocales- de un millón de m2. En este caso, desembolsaron 46 millones de euros -45 euros el m2- para adquirir la finca ‘La Fortuna’ en una subasta pública.

Las esperanzas de éxito de las promotoras implicadas se centran en las dificultades a la hora de vender que se puedan encontrar los propietarios una vez que se realice la reparcelación, porque sólo una parte corresponderá a terrenos para vivienda libre. Además, las derramas que han pagado hasta ahora estos propietarios -31 euros por m2- también es otra baza que pretenden jugar las compañías interesadas en los suelos.