Información sobre vivienda y economía

Las promotoras residenciales, contentas por el buen ritmo de reactivación de sus obras

Las promotoras residenciales, contentas por el buen ritmo de reactivación de sus obras. / Gtres
Las promotoras residenciales, contentas por el buen ritmo de reactivación de sus obras. / Gtres

Las grandes promotoras residenciales han conseguido reactivar todas sus obras en un tiempo récord y con muy pocos contratiempos. El objetivo era alcanzar este hito a finales de esta semana, pero la realidad es que todas han conseguido reanudar los trabajos antes del plazo previsto. “Existen muy buenas sensaciones con el ritmo alcanzado estos días”, afirman fuente reconocida del sector.

Muy buena respuesta por parte del sector promotor residencial a la crisis originada por el coronavirus. Este negocio no se había detenido por el estado alarma impuesto por el Gobierno de Pedro Sánchez, hasta que a finales del mes pasado el Ejecutivo Central decidió endurecer el confinamiento de los ciudadanos e instaurar una hibernación casi total de la economía española.

Ante esta situación, las promotoras tuvieron que frenar su actividad desde el 30 de marzo hasta el 9 de abril -día en el que finalizaba esta prohibición-. Durante este tiempo, todas las compañías han trabajado para que la repercusión de este parón tuviera el menor impacto posible en el momento en el que pudieran retomar la actividad. Y a tenor de los resultados, las grandes promotoras pueden presumir de haber cumplido las expectativas.

Entre Aedas, Neinor, Metrovacesa, Inmoglaciar y Habitat suman 190 promociones que han estado detenidas durante ocho días laborables. El reto para todas ellas era poder reabrir la totalidad de las obras antes de finalizar esta semana y recuperar el ritmo de construcción en ls próximos días. Pero la realidad es que estas promotoras han conseguido recuperar su actividad normal antes incluso de lo previsto, a pesar de que en algunas comunidades no se trabajó este pasado lunes por ser festivo.

Este logro ha sido posible gracias al buen hacer las compañías promotoras, que no han cesado de buscar fórmulas durante esta hibernación económica para minorizar el impacto de ésta. Son muchas las gestiones que han tenido que realizar con trabajadores, proveedores y sobre todo, con las constructoras. Estas últimas son precisamente las otras protagonistas de la vuelta al trabajo.

“Las constructoras están implementando todas las medidas de seguridad (guantes, mascarillas, distancia de seguridad, geles, turnos amplios de entrada y comida para que coincidan obreros…”, afirma una reconocida fuente del sector. En este sentido, lo cierto es que incluso algunas empresas han impulsado jornadas intensivas -de 7:30 a 15:30 horas- para que los obreros puedan salir antes y comer en casa, según ha podido saber idealista/news.

Unas buenas sensaciones que también comparten en Asprima. "La reanudación de la actividad en el sector ha sido escalonada, el lunes 13 fue festivo en muchas regiones y por tanto hubo una reactivación parcial de la actividad. Sin embargo, el martes 14 la reanudación fue total y los niveles de producción de las obras están siendo muy elevados, cercanos al 95%. Por tanto, la vuelta a la actividad se está realizando con mucha normalidad en todo el territorio nacional. Se está trabajando muy bien en los centros de trabajo extremando las medidas de seguridad y salud para que los trabajadores tengan confianza y puedan realizar sus tareas con las garantías suficientes marcadas por Sanidad”, afirma Daniel Cuervo, director general de ASPRIMA y secretario general de APCEspaña.