Información sobre vivienda y economía

El covid-19 dispara el interés por la compraventa de viviendas exprés: las claves de esta alternativa

Clikalia
Clikalia
Autor: Redacción

El coronavirus va a suponer un antes y un después en nuestras vidas. En la forma de relacionarnos y comunicarnos, de consumir, de trabajar... y también de comprar y vender viviendas.

Con el confinamiento y el parón de la actividad, el sector inmobiliario se ha visto obligado a tirar de tecnología para enseñar inmuebles, impulsar las reservas y garantizar que las operaciones lleguen a buen puerto. Además, la cuarentena ha provocado que muchas familias se den cuenta de que su vivienda no se adapta a sus necesidades, mientras que la crisis económica que se avecina podría provocar un repunte inusual de vendedores con problemas de liquidez que necesitan traspasar sus inmuebles en el menor tiempo posible. En este escenario, está ganando protagonismo la alternativa de la venta rápida de viviendas, como la que ofrece la ‘start-up’ española Clikalia.

Su CEO, Francisco A. Moreno, nos explica en esta entrevista cómo la tecnología permite acelerar la venta de inmuebles y cómo funciona su modelo de negocio: la compañía compra directamente al vendedor en cuestión de días para sacarla posteriormente a la venta, tras darle un lavado de cara. A pesar de que las operaciones se cierran a precios similares a los del mercado, esta alternativa de venta exprés que propone la compañía solo está disponible por el momento en la Comunidad de Madrid y la ciudad de Barcelona. Para el comprador, la ventaja es que puede comprar un inmueble renovado y listo para entrar a vivir.

Cuándo y por qué nace Clikalia

Cuando regresé de EEUU y me puse a buscar casa comprobé que la compra y la venta de pisos aquí era un proceso muy arcaico, complejo y estresante, donde el propietario podía gestionar la venta por su cuenta o contratar los servicios de una inmobiliaria a cambio de una comisión, pero no tenías la certeza de que venderías tu casa, ni cuándo ni por cuánto. Por esa razón, quisimos adaptar a España el modelo americano basado en la inmediatez y revolucionar el mercado inmobiliario, volviéndolo más líquido. Y así nació Clikalia en 2017.

En qué os diferenciáis de una inmobiliaria al uso

Nosotros compramos directamente la vivienda y pagamos al propietario en pocos días, y sin comisiones. Por otro lado, la compra de una vivienda también era un proceso largo de cientos de horas invertidas en la búsqueda de una casa, la reforma, la fase de negociación con el propietario, la búsqueda y la gestión de la hipoteca, además de un arduo proceso legal. En nuestra ‘startup’, el cliente no se tiene que preocupar de nada. Nosotros le ofrecemos una vivienda renovada, certificada y lista para entrar a vivir, sin tener que pagar comisiones ni honorarios.

En definitiva, a los vendedores les ofrecemos liquidez inmediata y simplicidad. Y a los compradores les ofrecemos viviendas renovadas por completo, certificadas y listas para entrar a vivir.

¿Dónde está el negocio?

El objetivo de Clikalia es la dinamización del sector inmobiliario a través de la tecnología y la eficiencia de procesos y costes para poder ofrecer precios muy competitivos. Esto al final se traduce en que nosotros buscamos márgenes pequeños, pero con un proceso muy atomizado y creando valor añadido.  Es decir, las casas que pasan por Clikalia, cuando regresan al mercado, vuelven completamente renovadas. Esto permite que los compradores ahorren el proceso de obra y ese valor añadido nos permite maximizar el valor del activo.

Hay que tener en cuenta que, para poder ofrecer esa inmediatez, la compañía está pagando directamente al vendedor, lo que implica un riesgo que un intermediario al uso no tiene. Para compensar ese riesgo, y tras renovar las viviendas,nuestro servicio conlleva un coste que está incorporado en el precio que pagan los compradores.

Qué requisitos debe tener una vivienda para que la compréis

No hay ningún tipo de restricción en el tipo de vivienda salvo que estén en las zonas donde operamos. Ahora mismo es toda la Comunidad de Madrid y recientemente estamos empezando en la ciudad de Barcelona, ya que son las grandes urbes y, por tanto, es donde se concentra una mayor demanda. No obstante, estudiamos la oferta y demanda de otras ciudades para poder seguir ayudando a otros clientes a vender o comprar una vivienda.

¿Cuántos inmuebles tenéis disponibles actualmente?

En la actualidad tenemos a la venta más de 40 inmuebles y hasta ahora hemos cerrado más de 300 transacciones. Durante el confinamiento, hemos seguido vendiendo casas, donde hemos visto una alta demanda por viviendas que se ajustan a las necesidades actuales: renovada, certificada, energéticamente eficientes y, sobre todo, lista para entrar a vivir. Una tendencia que seguirá al alza. 

Qué pasará con el mercado inmobiliario después del covid-19 .

Las preferencias del cliente han ido variando. Tras pasar más tiempo en casa durante el confinamiento, y lo que queda en los próximos meses, el cliente ha empezado a demandar viviendas con terrazas, balcones o jardines en zonas de la periferia, a costa de unos traslados más largos.

Y también vemos que los clientes están dispuestos a pagar un plus por casas más actualizadas y acogedoras. En este sentido, creemos que los futuros clientes van a buscar un nivel de garantía y de atención al cliente superior, y que buscarán viviendas con todos los niveles de confort y que estén listas para entrar a vivir.

Por eso nos estamos adaptando a esta nueva realidad y estamos trabajando para satisfacer las nuevas necesidades de los clientes.

¿Habéis cerrado operaciones de este tipo?

Como venimos contando, las necesidades del cliente están cambiando. Hay clientes que han vendido su casa con nosotros y nos han comprado una vivienda nueva por diversas razones: buscan espacios amplios donde poder teletrabajar, una tendencia que ha venido para quedarse, que tenga balcón o terraza, que esté cerca de zonas verdes, con más metros cuadrados…

Cómo os afectarán todos estos cambios a futuro

Creemos que aumentará el volumen de transacciones ya que durante el confinamiento muchas personas se han dado cuenta de los déficits de su vivienda y ahora buscan otro tipo de prestaciones. Además, debido a la delicada situación económica que atraviesa el país, muchas personas se verán motivadas a vender su inmueble. Esperamos que muchos recurran a Clikalia con el fin de una venta rápida, segura, evitando intermediarios y el largo proceso burocrático. Y en el caso de los compradores, que acudan a nosotros para encontrar la casa de sus sueños.

Cómo habéis vivido el confinamiento

Durante esta etapa, hemos conseguido adaptarnos al nuevo paradigma que se dibuja en la sociedad actual, que nos ha llevado a ajustar la forma en la que damos respuesta a los clientes que quieren vender su casa. Adaptando la estrategia de marketing, hemos conseguido mantener la respuesta de los clientes e incluso hemos aumentado significativamente el tráfico en nuestra web.

Asimismo, hemos conseguido seguir ofreciendo los mismos servicios que veníamos dando antes del confinamiento, haciendo mucho más énfasis en el uso de la digitalización de los procesos de compraventa. Pese al reto de la situación en nuestro país, esto está sirviendo para digitalizar el sector inmobiliario, que es el objetivo principal con el que nace Clikalia.

Qué habéis hecho para seguir dando servicio

Al ser una empresa tecnológica, habíamos construido la infraestructura necesaria para poder estar listos en una situación como la actual de cuarentena. Desde el primer día, los miembros del equipo tenían los recursos necesarios para poder teletrabajar: ordenador portátil, servidor ‘cloud’, servicios de interconexión del equipo a través de vídeo, etc. Lo mismo ocurre con nuestro ‘contact center’, que, gracias a nuestra centralita virtual, que se adapta a cualquier equipo informático, ha podido dar soporte a todos nuestros clientes y a las personas que nos llaman interesadas en conocer más sobre nuestros servicios, sin necesidad de estar en la oficina.

Hemos seguido dar servicio a todos los clientes con los mismos estándares que hemos hecho siempre. Internamente, hemos estado fomentando al máximo la comunicación a través de videollamadas y todo el equipo se une en remoto para analizar logros, avances y estrategias.

Si algo nos caracteriza es la digitalización de todos los procesos de compraventa para ser eficientes en tiempos y en costes. Esto ha quedado reflejado en que hemos sido capaces de seguir vendiendo inmuebles durante la cuarentena, donde los compradores las han reservado online a través de nuestra página web, como si de una tienda virtual se tratara. Esto es, sin lugar a duda, el mayor éxito que nos llevamos de estos tiempos tan difíciles.

El covid-19 ha supuesto un claro impulso tecnológico para el sector...

La tecnología siempre ha jugado un papel fundamental en nuestra compañía y lo hemos aprovechado: hemos estado realizando tours virtuales de las viviendas que teníamos a la venta, para que los clientes conocieran de primera mano todo lo necesario sobre los pisos por los que se habían interesado, sin necesidad de ir a verlos presencialmente. Además, los clientes se podían descargar los vídeos e incluso habilitamos una línea de mensajería online para que nos hicieran las preguntas necesarias sobre dichas viviendas.

Del mismo modo, nuestro equipo comercial ha realizado videollamadas en streaming con los potenciales compradores, contestando todas sus dudas en tiempo real, siendo ésta la experiencia que más positivamente han valorado. El poder preguntar sobre el material de una cocina o sobre qué tipo de armario tiene una habitación mientras estás sentado en tu sofá, es un cambio absoluto en el proceso de compra de una vivienda.

Cómo está siendo la vuelta de las visitas presenciales

Ha habido potenciales clientes que se han esperado a que Madrid pasara a la Fase 1 de la desescalada para poder acudir presencialmente a ver el piso que le interesaba comprar. Sin embargo, como hemos comentado, ha habido otros clientes que han decidido visitar virtualmente la vivienda que les interesaba y han terminado reservándola online desde nuestra web. Cada cliente tiene un tipo de necesidad diferente, por lo que desde Clikalia nos hemos adaptado a cada situación.

Para aquellos que solicitan la visita presencial, desde la compañía les proporcionamos todo tipo de material para garantizar su seguridad: mascarilla, guantes, patucos y gel. Y, para reducir riesgos, estamos limitando las visitas presenciales a un máximo de 2 personas.

La ventaja es que, al ser nosotros los propietarios de las viviendas que tenemos a la venta, no tenemos ningún problema a la hora de planificar y organizar las visitas. De este modo, no solo garantizamos la seguridad, sino que somos los que controlamos que se cumplan todas las medidas establecidas.

Cómo os estáis preparando para el escenario que viene

Para afrontar los nuevos retos, apostaremos por la digitalización como hemos hecho siempre y por la mejor experiencia de cliente. En las próximas semanas, lanzaremos una plataforma en nuestra web que permitirá realizar visitas 360º de todas nuestras viviendas a la venta. En general, estamos aprovechando para reforzar nuestra compañía y salir de este periodo de confinamiento aún más fortalecidos y preparados, para seguir dando un servicio digital y excelente a todos nuestros clientes de la manera más rápida, sencilla y transparente.

¿Bajará el precio de la vivienda?

Creemos que es posible que el precio de la vivienda tenga un ajuste, especialmente en los inmuebles que no estén acondicionados y que requieran una hipoteca para comprarlos, más una financiación adicional para llevar a cabo las reformas pertinentes. En cambio, creemos que los activos listos para entrar a vivir mantendrán su valor e incluso aquellos inmuebles situados en la periferia, que tengan más espacio y jardín, podrán ver aumentado su valor porque habrá más demanda de ese tipo de viviendas.