Información sobre vivienda y economía

Pedro Sánchez construirá una casa prefabricada dentro de Moncloa (y se la ofrecerá a sus socios de Gobierno)

Gtres|idealista
Gtres|idealista
Autor: Redacción

La Moncloa estrenará 2021 con un proyecto de cambio de imagen. Coincidiendo con el primer año como presidente del Gobierno electo, Pedro Sánchez quiere levantar dentro del complejo residencial una casa prefabricada que pueda servir de alojamiento temporal a los ministros del Ejecutivo de coalición. Y hay rumores de que la ubicación elegida es donde se encuentra la pista de pádel que se levantó durante la etapa del popular José María Aznar.

Fuentes internas de La Moncloa aseguran a idealista/news que “el presidente lleva tiempo dándole vueltas a cómo solucionar las complicaciones de que se alarguen las negociaciones de los decretos, lo que últimamente se está produciendo con mucha frecuencia por los roces entre los Ministerios. Lo que no tiene sentido es que se marchen a las dos de la madrugada y que vuelva a las ocho. Se está gastando en combustible y en las horas extras de los chóferes. El dinero y el tiempo que pierden los ministros en llegar a su domicilio son oro, y no estamos para derrocharlo”.

El plan del jefe del Ejecutivo pasa por financiar la construcción con los fondos europeos que recibirá España (en el marco del programa comunitario para hacer frente a la crisis del coronavirus), ya que se trata de un inmueble que se adapta a los estándares de eficiencia y sostenibilidad que tanto quiere potenciar Bruselas.

En cambio, el combustible de los vehículos oficiales y el salario de los chóferes se sufragan a través de las cuentas públicas, de ahí la insistencia de Sánchez a buscar una alternativa que permita el mencionado ahorro de recursos públicos. Además, con este plan quiere demostrar que el Gobierno sí que tiene planes que van en línea con el resto de la UE, a pesar de tomar medidas económicas diferentes a las de los principales socios comunitarios.

Volviendo al proyecto de la casa prefabricada, de momento se desconoce dónde podría construirse, aunque desde un despacho de arquitectura al que el Gobierno contactó para pedir presupuesto del proyecto y que prefiere no ser citado, comentan que una de las ubicaciones que se barajan es la pista de pádel que se instaló durante la etapa de José María Aznar. Fue un regalo que hizo el hijo del tenor Plácido Domingo al expresidente popular y su precio rondó los cinco millones de peseta, según publicó El Siglo. Se trata de un espacio amplio que la familia de Pedro Sánchez no ha usado desde su llegada a Moncloa y donde no se tendrían que hacer grandes trabajos para empezar las obras.

Varios ministros ya habrían comunicado a Sánchez su predisposición para utilizar la vivienda, ya sea como lugar de descanso puntual o para pasar la noche cuando las jornadas de negociaciones se alarguen, mientras que varios miembros del Gobierno que pertenecen a Podemos se habrían mostrado en contra de la iniciativa.

Fuentes del partido que lidera Pablo Iglesias sostienen que “solo quieren estar en La Moncloa para negociar las leyes y demostrar que pueden convencer al PSOE para hacer los cambios que necesita el pueblo, pero que nunca han querido formar parte de la casta y esto es algo que podría aceptar la casta”. Además, agregan, “nuestros compañeros prefieren dormir menos horas si con ello evitan sumarse a una de las principales tendencias del sector inmobiliario como es la construcción de inmuebles prefabricados y la industrialización, porque si hay algo en lo que está volcado el partido es en luchar contra los fondos buitre y todo lo que tenga que ver con la especulación en el ladrillo”.

A pesar de las reticencias de los ministros que pertenecen a Podemos y de su bloqueo contra el sector inmobiliario, Sánchez ya estaría buscando empresas que pudieran desarrollar el proyecto, convencido de que con la Navidad de por medio logrará cerrar filas en el seno del Gobierno y romper con los rumores que apuntan a una creciente división interna.

De momento, los planes pasan por levantar una vivienda de dos alturas con unos 150 m2 cada una, que incluiría una cocina y una zona de estar en la planta baja, así como varias habitaciones con un pequeño baño ‘en suite’. Además, contará con placas solares y otros dispositivos para reducir el consumo energético y servir de ejemplo a la sociedad en lo que se refiere a apostar por la sostenibilidad.

Al tratarse de una construcción prefabricada, la casa podría estar lista en la primera mitad de año, aunque todo dependerá de cuándo se adjudique el proyecto, del diseño definitivo y del presupuesto concreto que esté manejando Moncloa para llevarlo a cabo.