Información sobre vivienda y economía

Cómo vivir en una casa industrializada en altura y con un alquiler asequible

idealista/news visita la primera promoción de viviendas industrializadas en altura destinada a alquiler accesible localizada en Móstoles (Madrid). Se trata de un proyecto de 124 casas encabezado por la alianza Tectum-Locare, que ya cuenta con una lista de espera de 200 personas. Juan De Soto Calderón, director técnico de Locare desvela las ventajas de vivir en estos pisos pioneros en el sector de la construcción y que estarán disponibles entre 660 y 740 euros al mes, dependiendo de los m2 de la casa.

Tectum-Locare ha finalizado las obras de una nueva promoción destinada al alquiler asequible en la Comunidad de Madrid. Ubicado en el municipio de Móstoles, uno de los municipios con más crecimiento de la región y a tan sólo 18 km de la capital, se trata del primer desarrollo de vivienda industrializada en altura en España. Como ya anunció la compañía en 2018, momento en el que comenzó su apuesta por generar un parque de alquiler de calidad y con rentas asequibles, la construcción industrializada era una herramienta en desarrollo que respondería además a la necesidad de construir de manera más sostenible.

"Locare eligió Móstoles para construir como elejimos en en el resto de casos: siempre buscando dar respuesta a una demanda de vivienda en alquiler. La cuestión es encontrar parcelas en municipios que tienen que dar respuesta a esa necesidad social", explica De Soto Calderón. "Además, en esta en este caso concreto, el terreno pedía por sus características urbanísticas que fuera un elemento industrializado", añade. 

La promoción, compuesta por 124 viviendas (cinco de ellos adaptados) de tipo protección pública destinada al alquiler y desarrollada Tectum-Locare, forma parte de la primera cartera de 919 casas de alquiler asequible que la compañía está desarrollando, desde finales de 2018, en la Comunidad de Madrid.

"Las viviendas tienen unos 55 m2 de media útiles. Las fachadas son industrializadas, así como las medianeras entre viviendas. Tenemos materiales de primera calidad en todo el conjunto. El suelo es un pavimento resistente al agua y está colocado en toda las vivienda. Las cocinas están amuebladas, las carpinterías de los exteriores son de PVC que mejoran la eficiencia energética y el aislamiento...", explica el director técnico de Locare con respecto a las características de las viviendas. 

Situada en el PAU Sur de Móstoles y  con 19.000 m2 de superficie, se trata de una comunidad sostenible y petfriendly en la que también se ubica un local comercial. El edificio, que consta de siete alturas, dispone de elementos comunes como piscina comunitaria, parque infantil, sala común, buzones electrónicos, aire acondicionado, cerraduras inteligentes y otros servicios de valor añadido para fomentar el concepto ‘property as a service’.

La apuesta de esta promoción por la sostenibilidad es clara a través de la industrialización. "Para empezar, hemos conseguido un edificio con con calificación energética. Estamos fabricando un edificio, no lo estamos construyendo. Esto nos permite ahorrar un 10% de energía. Además, estimamos que ahorramos un 30% del consumo de agua. Producimos ruidos y molestias lejos de la parcela donde se ubica la promoción, planificamos los transportes de los paneles para reducir el consumo de la emisión de CO2...", explica en este sentido.

Desde Locare se ha apostado por la gestión y comercialización digital -que reduce el empleo de papel y los traslados, lo que a su vez impacta de manera positiva en el medio ambiente. La compañía da pie a un estilo de vida respetuoso con el medio ambiente y lo promueve, facilitando a sus inquilinos puntos de reciclaje, aparcamiento para bicicletas e información útil desde su página web, con trucos y consejos para reducir su impacto medioambiental y, en definitiva, desarrollar una actitud responsable ante la comunidad y el entorno.

"El inquilino va a encontrarse con una vivienda que consume poco. Al final estamos hablando de vivienda asequible y el consumo energético es importante también. Es un edificio que pierde poco calor. Tenemos todos los servicios que se pueden tener centralizado. Los tenemos centralizados como un gestor energético de modo que al final el inquilino nota en sus consumos una rebaja considerable", afirma De Soto Calderón.