Información sobre vivienda y economía

Los barrios de Recoletos y Justicia concentran las calles más caras de Madrid, según Engel & Völkers

La ciudad de Madrid se está convirtiendo en un oasis inmobiliario donde los precios se mantienen prácticamente estables en el mercado residencial y las transacciones vuelven a crecer tras el parón obligado por la crisis del coronavirus, según el último informe de mercado presentado por la inmobiliaria de lujo Engel & Völkers. Las previsiones de la firma alemana apuntan a “un incremento del 20% en la cifra de ventas y una estabilización de los precios, si bien el ritmo de recuperación será asimétrico por zonas y tipología de propiedad”.

En lo que va de 2021 se refleja un aumento en el número de transacciones y un incremento de la demanda de buscadores para la vivienda de lujo. “Las ventas de viviendas de segunda mano en Madrid capital han retomado la actividad más rápido de lo previsto y esperamos que las operaciones continúen creciendo y los precios se mantengan”, explica Sonia Catalán, directora de ventas de Engel & Völkers Madrid.

Esta demanda de vivienda de lujo se concentra en los barrios tradicionales como Goya y Recoletos, en el distrito de Salamanca; Almagro en Chamberí; Justicia en Centro y El Viso, Nueva España o Hispanoamérica, en Chamartín.

“El perfil del comprador es muy variado, aunque la mayor parte son familias que compran primera residencia. Los meses de confinamiento han despertado la voluntad de cambio de vivienda en muchos clientes que efectúan una compra por reposición y buscan casas más amplias donde poder teletrabajar y con salida al exterior. Adicionalmente, en 2021 se observa un aumento de las compras por parte de clientes inversores que ven en el mercado actual una oportunidad de negocio”, destaca el informe de la inmobiliario de lujo alemana.

Entre las calles más de Madrid se encuentran Salustiano Olózaga, en Recoletos (distrito Salamanca), con 12.000 euros/m2, o las calles de Serrano (distrito Salamanca) y General Castaños (distrito Justicia) donde se alcanzan precios de 10.000 euros/m2. Le siguen barrios como Almagro (Chamberí), Jerónimos (Retiro) o El Viso (Chamartín), donde la oferta de propiedades de alto ‘standing’ puede superar los 8.000 euros/m2.

Además de estas grandes propiedades, lo que más se ha notado es un incremento de la demanda de propiedades con terrazas, casas adosadas con jardín y unifamiliares, lo que ha impulsado el interés en otras zonas de Chamartín como Hispanoamérica y Nueva España. También en Ciudad Lineal y Hortaleza, donde se ha centrado en las zonas más premium como el parque de Conde Orgaz, Arturo Soria y Piovera.

Saliendo del centro del Madrid, zonas del norte de la capital reúnen las características más buscadas durante la pandemia como Mirasierra, Montecarmelo, Puerta de Hierro, Fuentelarreina o Tres Olivos, con precios que van de los 4.000 euros/m2 a los 6.000 euros/m2.

Fuera de la ciudad de Madrid, La Moraleja se mantiene al mismo nivel que la capital con los precios más altos de la provincia, como en las zonas de El Soto o El Encinar pueden alcanzar los precios de 8.000 euros/m2.

Los municipios de Pozuelo de Alarcón, Majadahonda, Boadilla del Monte y Las Rozas, Villanueva de la Cañada, Villafranca del Castillo, Villaviciosa de Odón se han situado en el punto de mira de los clientes madrileños. Los precios han variado de forma dispar entre un municipio y otro, según Engel & Völkers, con aumentos en Boadilla (7,4%) o caídas en Pozuelo (-2,8%)

“El aumento de la demanda hacia estas zonas periféricas en busca de chalets o pisos con terraza y bajos con jardín es consecuencia del teletrabajo y la prioridad de las familias en conseguir una mayor calidad de vida a precios más económicos que en la gran ciudad”, destaca Bruno Cotta, director de ventas de Engel & Völkers de alrededores de Madrid.