Información sobre vivienda y economía

La declaración responsable del promotor, un trámite para adelantar la entrega de llaves hasta tres meses

Gtres
Gtres

El pasado mes de noviembre entró en vigor la modificación de la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid en la que se reflejaba la posibilidad de solicitar una declaración responsable en detrimento de otro tipo de licencias como la de primera ocupación. Transcurridos cinco meses desde su aplicación, repasamos con Asprima las bondades de esta figura, su aplicación y la adaptación de las empresas a esta nueva norma.

“La declaración responsable es un documento mediante el cual los interesados manifiestan bajo su responsabilidad que -en el caso de la sustitución de la licencia de primera ocupación por la declaración responsable- la ejecución del proyecto se ha ajustado al proyecto presentado y aprobado por el Ayuntamiento”, afirma Daniel Cuervo, director general de Asprima. Es decir, es una herramienta que puede sustituir “plenamente y en todos sus derechos” a la licencia de primera ocupación, según afirman desde la asociación que defiende los intereses de los promotores madrileños.

La declaración responsable es un documento presentado por el promotor, adjuntando a ella toda la información preceptiva marcada por la Ley, en el cual éste se responsabiliza de la correcta ejecución del inmueble y su correspondencia con el proyecto presentado y validado por el Ayuntamiento.

En la última semana ha surgido una polémica porque varios propietarios de una promoción localizada en El Cañaveral habían escriturado sus viviendas al presentar el promotor la declaración responsable. Pero ¿es legal? “Sus efectos son plenos desde su entrada en vigor el pasado 4 de noviembre manteniendo el Ayuntamiento, como no puede ser de otra forma, su capacidad de comprobación, control e inspección sobre el edificio, por lo que la escrituración y su posterior inscripción en los Registros de la Propiedad se está produciendo con normalidad”, explica Cuervo.

Con respecto al número de declaraciones presentadas, el director general de Asprima aclara que no han notado un gran aumento con respecto a la licencia de primera ocupación, pero sí destaca su principal ventaja. “Al ser una modificación legal que sustituye un procedimiento por otro, las transacciones son las mismas pero con un matiz importante, los propietarios pueden entrar en sus viviendas, de media, tres meses antes que con el anterior sistema de licencia”, explica.

Cuervo reconoce que han existido algunos problemas en la aplicación de esta herramienta, pero confía en que se vayan solucionando según vayan las empresas adquiriendo mayor experiencia en este sentido. “Es cierto que han surgido en los primeros meses situaciones normales en la puesta en marcha de toda Ley, que se han ido solventando conforme ha ido pasando el tiempo y todos hemos adquirido la experiencia necesaria -tanto promotores como administraciones-. En cualquier caso, la bondad de la Ley desde todos los puntos de vista es incuestionable ya que agiliza los procesos de entrega para los compradores y, por su parte, la administración sigue manteniendo su capacidad inspectora y de control”, puntualiza.

“La realidad es que en otras CCAA ya cuentan con la declaración responsable desde hace varios años y su funcionamiento es totalmente normal, lo que demuestra que tanto la Administración como las empresas están perfectamente preparadas. En el caso de las empresas es claro puesto que muchas de ellas tienen actividad en esas CCAA y conocen a la perfección el proceso”, finaliza el director de Asprima.