Información sobre vivienda y economía

España sólo destina una de cada 10 viviendas protegidas al alquiler

Promoción VPO Glories
Promoción VPO Glories
Autor: Redacción

La vivienda vuelve a acaparar la actualidad política. En este caso son las casas que ostentan algún tipo de protección las que abarcan todos los focos y es que según el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, sólo el 13% de la vivienda protegida construida en el último lustro se ha destinado al alquiler. Ahora, el Gobierno pretende que por ley se dedique un 50% de este producto al arrendamiento.

La realidad es que el estallido de la burbuja inmobiliario afectó mucho a las viviendas protegidas. De hecho, España pasó de levantar 60.000 casas VPO en 2008 a menos de 5.000 unidades en 2017. Los datos han mejorado en los últimos años, aunque siguen lejos de los objetivos marcados por el Ejecutivo central. El año pasado se acabaron 8.732 casas con ayudas públicas y los planes del Gobierno son aumentar esta cifra para que los alquileres asequibles sean un pilar fundamental en su legislatura, según El País.

El problema es que el sector continúa centrando sus esfuerzos en la venta. En este sentido, destaca como de las 36.009 casas construidas en los últimos cinco años, sólo 4.793 estaban destinadas al alquiler, según datos del Ministerio que encabeza José Luis Ábalos que tomado como referencia las calificaciones definitivas de planes estatales, autonómicos y de promotores públicos como privados. A pesar de todo, el mercado ha comenzado a registrar mejores cifras en el último año, en el que de las 8.732 viviendas levantadas, 2.026 fueron destinadas al arrendamiento, es decir, un 23,2% del total.

Para los expertos es importante cambiar la tendencia del ciclo anterior en la que las políticas españolas se centraron en la venta de viviendas protegidas y no en el alquiler. “Esto es lo que marca la diferencia con otros países que hicieron parques sociales, pero destinados al alquiler”, afirma al medio de comunicación Carme Trilla, presidenta del Observatorio Metropolitano de la Vivienda de Barcelona.

La crisis de 2007 y los problemas actuales de los jóvenes para comprar una vivienda han cambiado la mentalidad de los españoles que ahora están más centrados en el alquiler que en la compra. De hecho, muchas promotoras ya dedican parte de su producto al ‘build to rent’, ante el auge de este modelo.

Por su parte, la Administración Pública también pretende revertir esta situación, porque se ha encontrado con un parque de alquiler social muy reducido tras el estallido del ‘boom’ inmobiliario. Para arreglar esta situación, el Gobierno propone obligar a que un 50% del suelo que las administraciones destinan a VPO tenga como objetivo levantar viviendas en alquiler.

“Estamos buscando soluciones prácticas y que realmente incrementen el parque de vivienda”, reivindica David Lucas, secretario general de Agenda Urbana y Vivienda, quien puntualiza que el planteamiento de Transportes no busca alterar lo que las comunidades dedican a VPO con base en la legislación autonómica (cada territorio establece cuánto suelo reserva a promociones protegidas).