Información sobre vivienda y economía

Los españoles no residentes compran menos de 2.000 casas en el año del covid por el precio más alto de la última década

Datos de los notarios sobre el mercado de la vivienda en 2020

La figura del comprador español no residente en el mercado de la vivienda suele ser meramente testimonial. Pese a que suponen apenas el 0,5% del total de transacciones en los últimos años, según los notarios, hoy vamos a hablar de ellos y de cómo han evolucionado sus compras en un 2020 marcado por la pandemia del coronavirus.

Como todo el mercado residencial, la compraventa de viviendas por parte de españoles no residentes cayó un 23,5% interanual en 2020 debido, sobre todo, a las restricciones de movilidad en sus países de residencia y al cierre de la actividad para intentar sortear la crisis económica y sanitaria de los últimos 100 años.

El descenso solo es mayor en los extranjeros no residentes, que alcanzó el 30,1% de media el año pasado. Los extranjeros residentes en España cedieron un 20% y los españoles residentes bajaron un 12,3%.

En total, la compraventa de viviendas en España bajó un 14,5% interanual en 2020, según los notarios, para quedarse en 470.749 operaciones, por debajo del medio millón por primera vez desde 2017.

En 2020, los españoles no residentes sumaron 1.811 operaciones, volviendo a datos parecidos a los de 2016, cuando alcanzaron las 1.868 transacciones. Los españoles no residentes venían de tres años consecutivos (2017-2019) superando las 2.000 operaciones, con su mejor registro en 2018, con 2.442 compras, el mejor dato desde 2009, aunque lejos de su máximo de la serie historia del Consejo General del Notariado con más de 7.100 operaciones en 2007 o 3.150 en 2008.

Recordamos que los españoles no residentes son aquellas personas que no viven en España (aunque sean de nacionalidad española). También se considera un no residente a una persona que, aunque viva en España, pero tributa impositivamente en otro país. Es decir, el criterio lo marca la residencia fiscal, no la nacionalidad.

Sin embargo, lo más destacado de la compra de viviendas por parte de españoles no residentes ha sido el precio medio que han pagado por las casas en 2020. De media, estos ciudadanos aportaron 2.197 euros/m2, lo que supone un 4,3% más que en 2019, la mayor subida entre las cuatro tipologías de compradores, según los notarios.

De hecho, este 2020 ha sido el año donde más esfuerzo han hecho los no residentes para comprar casas en la última década. Aunque siguen por debajo de los precios que llegaron a pagar en el boom inmobiliario, con hasta 2.285 euros/m2 en 2008, o los 2.256 euros/m2 de 2007.

El precio medio euro/m2 más alto de 2020 lo pagaron los extranjeros no residentes con 2.235 euros/m2, con un incremento del 3,5% interanual. Los residentes, tanto extranjeros como nacionales, pagaron un poco menos por las casas que compraron frente a 2019. Los foráneos residentes compraron casas por un precio medio de 1.447 euros/m2 (-0,2%), mientras que los españoles residentes pagaron 1.435 euros/m2 (-0,1%). De hecho, el precio medio de la vivienda en España se quedo en 1.498 euros/m2, un -0,3% frente a 2019.

Según los datos de idealista, el mayor marketplace inmobiliario de España, Italia y Portugal, las búsquedas de viviendas por parte de españoles desde el extranjero se concentraron en los grandes mercados inmobiliarios. La provincia de Madrid concentra el 22% de las búsquedas de españoles desde el extranjero, seguido por las provincias de Barcelona 12%, Málaga (7%) y Valencia (7%). Les siguen Alicante (6%) y Baleares (4%).