Información sobre vivienda y economía

Preparados, listos … ¡rehabilitación!

Gtres
Gtres

La edificación existente ha recuperado en el último año gran parte del atractivo perdido tras la crisis del 2008 como oportunidad empresarial y no sólo para las entidades directamente vinculadas. Está siendo clave su protagonismo en la transición energética hacia la descarbonización, dotando el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) con 6.820 millones de euros al Plan de rehabilitación de vivienda y regeneración urbana.

Y no hay que esperar a la llegada de dichos fondos para ver el impacto pues ya con la expectativa de los mismos en junio se han logrado dos hitos para el sector de la construcción: superar los 1,3 millones de ocupados, hecho que no ocurría desde noviembre de 2011, así como las 136.878 empresas inscritas a la Seguridad Social, máximo valor registrado al menos en los últimos cinco años.

Gráfico
Gráfico

Así mismo, en relación a los afiliados en ERTE vinculados a la COVID-19, en abril 2020 se alcanzó la cifra de 141.460 trabajadores, habiéndose reducido al 4,6% en un año, 6.543 (INE).

Se está produciendo una gran actividad para estar adecuadamente preparados en la línea de Salida para cuando bajen la bandera: las entidades financieras establecen convenios con instituciones como el IDAE, las empresas de rehabilitación amplían plantilla, se forjan nuevas alianzas, se rediseña el mensaje de marca hacia la sostenibilidad; y es que tomar posiciones está marcando la tendencia durante estos meses en el sector.

Ante este panorama, la industria quiere reencontrarse y por ello entre septiembre y octubre se recuperarán los congresos y ferias presenciales como Rebuild, Efintec, Edifica, etc. donde poder retomar el contacto con los compañeros del sector e incluso con el usuario final, en el caso de Edifica. Un buen punto de partida para el relanzamiento de la rehabilitación.

Y no es baladí, pues la rehabilitación que se impulsará con el Real Decreto por el que se regulan los programas de ayuda en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, según se aprecia en su borrador, busca que todos los agentes participantes del proceso se conviertan en palancas de activación y que a su vez ayuden a que el proceso rehabilitación + gestión de ayudas sea lo más sencillo posible para el usuario final, reduciendo las barreras limitantes que han impedido que dicha actividad despegue en años anteriores. Las oficinas de rehabilitación y las entidades colaboradoras jugarán un papel importante para evitar que se queden fondos sin solicitar.

Por ejemplo, en el Programa de ayuda a las actuaciones de mejora de la eficiencia energética en viviendas, entre los beneficiarios podemos encontrar a propietarios, a usufructuarios o arrendatarios de viviendas, a Administraciones Públicas, pero también a los agentes o gestores de la rehabilitación, empresas promotoras, constructora o de servicios energéticos, fabricantes e instaladores.

La figura del agente o gestor rehabilitador, visto como un facilitador del proceso que pueda llegar a ofrecer un servicio de “llave en mano”, podrá simplificar y agilizar el proceso de rehabilitación, si bien habrá que ver el papel que tendrá en los programas de ayudas de cada comunidad autónoma.

Para lograr impulsar la rehabilitación al ritmo que permita movilizar el gran paquete de ayudas del PRTR para 2021 (1.151 millones de euros), a parte de la involucración de todas las entidades participantes ya comentado, será clave un potente plan de comunicación y divulgación, que logre el calado del mensaje induciendo un efecto multiplicador.

Isabel Alonso de Armas es ingeniera de Caminos, Canales y Puertos desde hace más de 20 años, miembro del Consejo General del CICCP y directora de sostenibilidad y desarrollo de negocio en BMI Group, Sur de Europa. Por su trayectoria aportará una visión centrada en la actualización de nuestro parque edificatorio que exige la del propio sector de la construcción.