Información sobre vivienda y economía

Covid-19: la nueva realidad como una oportunidad de cambio

Jeffrey Sújar, managing partner de Syllabus, reflexiona sobre el impacto de la crisis sanitaria

Syllabus
Syllabus

Incertidumbre, miedo, crisis… Pasan los días y seguimos inmersos en una nube de emociones que no hacen sino generar más inestabilidad en el sector. 

Pero esto es solo el principio. El principio de lo que han venido a llamar la nueva realidad, pero que no es más que la evolución (no natural) de un sector que lleva años pidiendo movimiento.

Tenemos por delante un último trimestre de año intenso, duro y de muchísimo trabajo. Unos meses en los que sin ninguna duda vamos a tener que tomar decisiones difíciles.

Pero, lejos de caer en el victimismo, debemos afrontarlo como una oportunidad de cambio.

No estábamos preparados para una crisis sanitaria, sin precedentes, que nos ha afectado a todos económica, sanitaria y laboralmente. No estábamos preparados para la incertidumbre, la preocupación y el desconcierto que ha generado.

Nos costará volver a tomar el rumbo de las inversiones y de la demanda, pero tenemos ya buen bagaje en cuanto a recuperación se refiere y tenemos ya aprendida la lección, sabemos mejor que nunca cómo volver a levantar el mercado apostando por las necesidades del cliente final.

En estos momentos existe liquidez en los mercados, el sector inmobiliario ha cambiado con la entrada de los fondos y sigue imperante la necesidad de contar con más de 450.000 camas para estudiantes desplazados. Hay que planificar, instaurar nuevos protocolos y tomar decisiones estratégicas, pensando más que nunca en el futuro.

Ahora más que nunca necesitamos que las Administraciones Públicas estén a la altura y apoyen al sector privado, verdadero motor de recuperación y generación de empleo y riqueza en estos momentos de crisis. Es, sin duda, el momento de poner solución a un problema endémico: la burocracia. Tramitaciones urbanísticas eternas, plazos interminables para conseguir licencias...Todo ello traducido en inversiones perdidas, empleos que no se consolidan y un suelo público aún por desarrollar y regulado en base a una realidad que ha cambiado.

La Administración debe dar respuesta y dinamizar la economía. Empezamos a ver algunas iniciativas que nos ilusionan, como los anuncios de la Comunidad de Madrid de agilizar tramitaciones de licencias y aprobaciones urbanísticas o la posibilidad de ir por la vía de la  Declaración Responsable para licencias de primera ocupación en Andalucía.

Los animo a todos, sean del color que sean, a demostrar que otro modelo urbanístico es posible, que se puede regular sin complejos, con medidas que atraigan al inversor nacional e internacional, equiparándonos a otros países europeos en donde existen múltiples casos de éxito de colaboración público-privada.

Sería muy ilusionante poder ver en España desarrollos como Hafen City en Hamburgo o Wembley Park en Londres, fruto de una estrecha colaboración entre lo público y lo privado y que han conseguido regenerar de manera exitosa espacios deprimidos de grandes ciudades, generando empleo y riqueza. En este sentido, Madrid Nuevo Norte debe ser el gran proyecto de referencia en este sentido que puede cambiar la perspectiva del urbanismo para los próximos años en España.

Por último, ya es hora de atender a la creciente demanda social de generar vivienda de alquiler asequible para todas las clases sociales. Es momento de apoyar a nuestros jóvenes para que encuentren una primera vivienda acorde a sus posibilidades económicas, a su estilo de vida y a sus inquietudes profesionales y personales.

El modelo de vivienda tiene que virar hacia un tipo de construcción más flexible, con una oferta de servicios que ahora mismo no contempla. Debemos escuchar más las necesidades de las generaciones que vienen, sus ritmos y sus situaciones personales. El modelo tradicional ya no tiene que ser el único contemplado por las promotoras. El resto de los sectores ha ido avanzando hacia una sociedad más digital y líquida y nosotros tenemos la responsabilidad de hacer lo mismo con el nuestro.

Aprovechemos la oportunidad de colaboración entre sectores público y privado y rememos todos juntos hacia la especialización del sector. Cambiemos nuestra propuesta de valor y adaptémosla a los nuevos tiempos, personalizando la demanda al tipo de público.

Huyamos del victimismo y exijamos las medidas que necesita el sector para seguir creciendo. En nuestras manos está el poder salir reforzados de esta crisis.

Jeffrey Sújar es CEO de Syllâbus by Urbania, es ingeniero de caminos con más de 20 años de experiencia en real estate, y explorador de nuevas formas de vivir (en) las ciudades.