Información sobre vivienda y economía

Una ciudad italiana ofrece alojamiento gratuito este verano para darse a conocer

Gli amici del Morrutto
Gli amici del Morrutto
Autor: Redacción

En San Giovanni in Galdo, en la provincia de Campobasso (Italia), una asociación local en colaboración con el municipio, ha puesto a disposición de los turistas italianos y extranjeros 40 alojamientos en el centro histórico de forma gratuita para las vacaciones de este verano 2020. El objetivo es dar a conocer este pequeño pueblo, cada vez menos habitado, para intentar repoblarlo y revalorizar también el patrimonio inmobiliario, que está en gran parte en desuso y los precios han bajado drásticamente. idealista/news entrevista a Enzo Luongo, uno de los creadores del proyecto "Regalati il Molise", para saber más sobre esta idea.

La iniciativa fue promovida por los jóvenes de la asociación cultural Amici del Morrutto, nacida con el objetivo de "relanzar el viejo pueblo 'Morrutto' (muro roto), es decir, un laberinto de casas del año mil, realizadas con materiales pobres, pero con una técnica superior, tan evidente en el resultado de la calidad espacial y arquitectónica, innovadora respecto a la cultura del imperialismo romano. Aquí las fuertes asimetrías arquitectónicas son el signo ingenioso de la defensa correcta, que se traduce en una belleza eficiente".

Gli amici del Morrutto
Gli amici del Morrutto

Enzo Luongo también es miembro de la asociación, que se encarga del área de prensa y ha contado a idealistas/news cómo nació el proyecto: "Durante la fase final del confinamiento, los amigos empezaron a hablar de las vacaciones y acordamos que este año sería diferente a lo habitual, tal vez en lugares más tranquilos y menos concurridos que los más populares. En resumen, pensamos que el verano de 2020 sería el verano de los países pequeños, la oportunidad adecuada para que muchas personas regresen a sus lugares de origen".

La oportunidad perfecta, por lo tanto, también para mostrar algunos lugares que habían sido olvidados durante demasiado tiempo: "Queríamos aprovechar este momento, hemos estado trabajando durante mucho tiempo para encontrar una solución al problema de las casas cerradas en los centros históricos de Molise, que se están vaciando definitivamente, sólo hay que pensar que de 136 municipios, casi todos tienen menos de mil habitantes.

Y, aunque en muchos casos se trata de casas con una buena construcción, Luongo explica que el hecho de estar en municipios casi deshabitados, con sólo unos pocos cientos de almas, ha tumbado el precio de mercado: "Aquí se puede incluso comprar una casa por 5 ó 6.000 euros, y si hay que renovarla hasta 500 euros. Muchos propietarios no viven aquí y consideran estas propiedades como un problema, hay quienes están dispuestos a dar una casa al municipio, que a su vez no la quiere porque sólo sería un coste.

Gli amici del Morrutto
Gli amici del Morrutto

De ahí la intuición de dar alojamiento a los que vienen de fuera para descubrir la belleza de la zona y todo lo que ofrece el centro histórico de San Giovanni in Galdo. Así, la asociación Gli amici del Morrutto ha reabierto, equipado y amueblado 40 casas puestas a disposición del propio municipio (que es el propietario) para ponerlas a disposición de los turistas.

"Los que vienen de fuera descubren la calidad de vida aquí y, quizás después de pasar sus vacaciones aquí, deciden comprar una casa. El principal problema - explica Enzo Luongo, uno de los creadores de esta iniciativa - es llevar a la gente a estas zonas y esto no es fácil. Porque Italia está llena de lugares hermosos y proponer paquetes turísticos no es el camino correcto. Así que tuvimos la idea de proponer estas 40 estancias para todo el verano de forma gratuita y, en sólo 20 días, hemos recibido más de 3.000 solicitudes".

Gli amici del Morrutto
Gli amici del Morrutto

En las intenciones de la asociación y del municipio, esta iniciativa debería ser capaz de desencadenar un círculo virtuoso: "En realidad no regalamos nada, el valor de alquilar una casa de vacaciones por una semana aquí es muy bajo, estamos hablando de 50-100 euros. Con esta iniciativa, este verano, las familias llegarán durante una semana para ir a un restaurante y comprar productos típicos, el retorno económico para los negocios locales es claro y Molise de esta manera será conocido, a algunos puede no gustarles pero tal vez otros encontrarán la serenidad y volverán y tal vez incluso decidan comprar una casa aquí, o al menos hablar con sus amigos y familiares. Incluso la cobertura mediática de este proyecto, que no costó casi nada, es increíble, hemos aparecido en el diario británico The Sun, The Telegraph y los periódicos y las televisiones extranjeras e italianas han hablado de ello".

Pero el siguiente paso es aún más ambicioso, porque muchos otros municipios de Molise han pedido información y quisieran replicar el mismo modelo. Y así, después del verano, la idea es crear una red de hospitalidad sin coste alguno de los municipios de menos de 700 habitantes, donde no hay instalaciones turísticas, pero hay muchas casas deshabitadas.

"Estamos hablando de casas que permanecían cerradas - subraya Luongo - y abrirlas las mantiene vivas, muchas casas se van a arruinar, estas son las que queremos usar. Las casas utilizadas en San Giovanni in Galdo son todas del municipio y concedidas a la asociación que pagará sólo los servicios, además de haberlos renovado y amueblado. Todas estas son casas en venta, desde 500 euros hasta casas de entre 6.000 y 10.000 euros, que pueden ser de interés para los que vengan con esta iniciativa.

Muchos extranjeros, de hecho, se enamoran del interior de Italia y en Molise hay un potencial inexplorado: "Muchos extranjeros de origen italiano vuelven a visitar los pueblos de sus abuelos y en esas zonas han comprado casas. Esto sucede mucho, por ejemplo, en Umbría donde muchos también buscan la paz y la tranquilidad. Molise tiene mucho que ofrecer y cuesta mucho menos".

Los primeros grupos de turistas llegaron a las casas puestas a disposición por el municipio y la asociación el sábado 4 de julio, las solicitudes (más de 3.000) no pudieron ser atendidas en su totalidad, pero la asociación está respondiendo a todos los correos electrónicos recibidos. Tal vez para otra época del año ofrezcan estancias  para aquellos que se han quedado fuera.