Información sobre vivienda y economía

BCE: España fue el país de Europa que menos dinero destinó en 2020 para paliar la crisis del covid

La Moncloa
La Moncloa
Autor: Redacción

El organismo deja en mal lugar al Gobierno Central al afirmar que sólo gastó un 1,3% del PIB en estímulos fiscales para hacer frente a la crisis, mientras que la media europea fue del 4%. Sin embargo, Economía niega estos datos y asevera que se encuentra por encima incluso de la media del Viejo Continente al alcanzar el 5,5%, según informa El País.

Cabe destacar que este informe del Banco Central Europeo excluye algunas medidas como las líneas de garantías, por no suponer un gasto con impacto presupuestario directo, o los ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo), un instrumento en el que el Gobierno ha gastado hasta mayo unos 40.000 millones de euros. Por lo tanto, teniendo en cuenta la forma de cálculo del organismo España queda en último lugar muy lejos de Austria y Lituania que destinaron un 6% de su PIB a esta lucha.

Por su parte, Economía defiende sus políticas y explican la importancia que han tenido los ERTE para combatir la recesión provocada por la pandemia. “Es una medida equiparable a cualquier otra transferencia a los hogares”, aclaran desde el ministerio a El País. Si el gasto lo hubiera realizado la Administración central en lugar de las comunidades, sí se incluiría en la comparativa”, añaden fuentes del departamento de Nadia Calviño.

El problema es que la Comisión considera que los ERTE son parte de los denominados estabilizadores automáticos, es decir, políticas de gasto suplementario en tiempos de crisis, como el aumento de las prestaciones por desempleo. Sin embargo, el Ejecutivo central los califica como “ayudas directas” para combatir la crisis. De hecho, hay estudios que defienden la teoría del Gobierno de Sánchez. Uno de estos informes corresponde a los investigadores de Brueguel que estiman que España ha destinado un 4,3% del PIB.

Pero no todo son mañas noticias para el Gobierno español, porque el BCE también destaca a nuestro país en el apartado de medidas de liquidez como los créditos garantizados del ICO para las empresas en peor situación. Al comparar estas líneas de créditos con buenas condiciones, España aparece tan solo por detrás de Italia, Alemania y Francia, con unas inyecciones de liquidez cercanas al 15% del PIB.