Información sobre vivienda y economía

Cataluña forma Gobierno: estas son las medidas en vivienda que proponen ERC y Junts

Wikimedia commons
Wikimedia commons
Autor: Redacción

Cataluña avanza en la creación de gobierno. El acuerdo entre ERC y Junts para formar una coalición presenta un nuevo escenario para las políticas de vivienda en Cataluña. Si bien por el momento se desconoce en qué partido recaerá la legislación de vivienda, todo apunta a que será Junts, dentro de una misma consellería que incluirá Política Territorial y Digitales, donde se incluirá movilidad y vivienda.

Como novedad, este pacto de Gobierno contempla un incremento presupuestario de vivienda hasta los 1.000 millones de euros, evitar por ley los desahucios de familias vulnerables y aumentar el parque público de vivienda de alquiler social cada año, "con un objetivo mínimo de 5.000 viviendas". No obstante, cada partido cuenta con una hoja de ruta en cuanto a vivienda.

Junts

El partido asegura que, en materia de vivienda, su votante pidió antes de las elecciones que el régimen en propiedad vaya a menos y se fomente el alquiler. Para ello, Junts trabajará en hacer unas políticas públicas que fomenten la construcción de viviendas por lo que se deberán hacer cambios legislativos necesarios. Su promesa más llamativa: construir hasta 5.600 viviendas protegidas anualmente, entre otras propuestas como:

-Impulsar las reformas legislativas necesarias en materia de vivienda y desplegar los instrumentos normativos para adaptar la normativa a las necesidades del presente y del futuro.

-Impulsar un plan para incrementar hasta 1.500 el número de viviendas de protección oficial producidas por la Generalitat anualmente.

-Ampliar el parque público con más compras de viviendas en manos de entidades financieras.

-Exigir el traspaso del patrimonio que la Sareb tiene en Cataluña, cifrado en cerca de 3.000 viviendas, en la Generalitat.

-Poner en marcha un nuevo programa para la promoción de vivienda de alquiler para conseguir más vivienda de alquiler asequible, más promoción pública, más promoción privada y más promoción de las entidades sociales, a la vez que más actividad constructiva y de instalación y servicios.

-Facilitar líneas de financiación pública con préstamos bonificados para los promotores privados que apuesten para construir vivienda de protección oficial de alquiler.

-Promover un mercado de alquiler seguro con plenas garantías en que estén muy establecidos los derechos y los deberes de arrendadores y arrendatarios.

-Hacer un seguimiento de la regulación del alquiler para modificar las medidas que no contribuyan a la mejora de la oferta en cantidad y asequibilidad.

-Reducir a cero las listas de espera de las mesas de emergencia para conseguir un alojamiento y evitar así el riesgo de exclusión residencial dando continuidad y ampliando el programa reallotgem.cat y la adquisición de viviendas mediante el tanteo y retracto, la construcción de alojamientos en suelos de equipamientos y la captación temporal de viviendas del parque privado, además de la construcción de vivienda pública.

-Desarrollar iniciativas para ayudar a los ‘sintecho’ y para disponer de alternativas al desahucio de personas y familias vulnerables.

-Combatir las mafias de okupación ilegal de viviendas, impulsando las reformas legislativas que sean pertinentes para acabar con estas prácticas ilícitas.

ERC

Por su parte, Esquerra Republicana centra sus propuestas de vivienda en la crisis sanitaria, destacando la importancia de la necesidad vital de vivir en una vivienda digna, de disponer de espacios verdes a nuestro entorno o de disfrutar de la cultura para nuestro crecimiento y bienestar emocional.

-Garantizar el acceso a la vivienda. Los y las jóvenes del país pagan una de las consecuencias más grandes de la crisis económica, el hecho de no poderse emancipar y hacer frente a los gastos de una vivienda. Para combatir esta realidad, el partido propone regular los precios de los alquileres y obligar por ley los grandes tenedores a ofrecer alquileres sociales a la juventud más necesitada.

-Promover un programa específico de promoción de la vivienda cooperativa en cesión de uso junto a las políticas de vivienda pública como generador de un nuevo modelo de política de vivienda en Cataluña que evite la especulación en relación con este derecho básico.

-Garantizar el derecho subjetivo a la vivienda a toda la ciudadanía.

-Incrementar el parque de vivienda existente sometida a algún tipo de protección pública, prioritariamente en régimen de alquiler social y derecho de superficie, para garantizar su perdurabilidad en el tiempo.

-Mejorar la actual ratio del coste de vivienda en relación con la renta disponible de las familias para prevenir tensiones de precios relacionadas con factores de demanda no derivados del uso habitual de la vivienda.

-Garantizar la dación en pago y la cancelación de deudas vinculadas a la adquisición de la vivienda con una ley de segunda oportunidad.

-Impulsar el acceso a la vivienda homologando las políticas públicas de vivienda a las de los principales referentes europeos e incrementando el presupuesto hasta lograr el 0,4% del PIB.

-Incrementar el presupuesto de las políticas públicas de vivienda para situarnos en la media europea con el objetivo de lograr una dotación presupuestaria de 1.000 millones de euros anuales.

-Conseguir el retorno social del rescate bancario de hace una década mediante la cesión del dominio en la Generalitat del 30% del parque de viviendas de la Sareb en Cataluña, situado en municipios de demanda acreditada o con demanda de la mesa de emergencia.

-Evaluar la efectividad y el grado de implantación del impuesto sobre las viviendas vacías creado por la ley 14/2015, modificando, si se tercia, los elementos esenciales del tributo para mejorar su aplicabilidad.

-Aumentar el parque de vivienda social (en orden a lograr el 15% de solidaridad urbana).

-Garantizar la viabilidad de las promociones de vivienda de protección oficial, especialmente las privadas, para estimular el incremento de promociones con el objetivo que esto revierta en un aumento del ritmo de crecimiento del parque de vivienda social.

-Impulsar un instrumento financiero que gestione de forma integral un fondo de inversión social para la construcción y el alquiler de vivienda social.

-Continuar trabajando para la regulación catalana de los precios de los alquileres.

-Mejorar la accesibilidad a las ayudas al pago del alquiler en cuanto al umbral de rentas que se pueden acoger para minimizar la tasa de sobreesfuerzo y evitar que las familias tengan que destinar más del 30% de los ingresos al coste de acceso a la vivienda.

-Impulsar políticas activas de mediación, acompañamiento, cesión, intercambio y/o adquisición para movilizar los pisos que la gente mayor vaya liberando para que pasen al mercado de alquiler asequible.

-Explorar nuevas fórmulas de acceso a la vivienda para los jóvenes, como el cooperativismo, o la cesión de uso.

-Trabajar en la reducción de las listas de espera de las mesas de emergencia y de los solicitantes de vivienda de protección oficial, mediante una batería de medidas efectivas y abordando el problema del realojamiento.