Información sobre vivienda y economía
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda en funciones
Gtres

Por fomentar el catalán, poner internet en casa o donar una finca: las deducciones más curiosas de la Renta 2015

La Agencia Tributaria estatal y las comunidades autónomas ponen a disposición de los contribuyentes un sinfín de deducciones para aplicarse en la declaración anual del IRPF.

En la Campaña de la Renta 2015 no solo encontramos los beneficios fiscales más típicos como estar de alquiler, pagar la guardería, tener una familia numerosa o cuidar a mayores o discapacitados, sino que también aparecen otros muy curiosos: en Cataluña y Baleares, por ejemplo, tiene premio fomentar el catalán, mientras que en Galicia es deducible el gasto de poner internet en casa y en Asturias, donar una finca al Principado. Resumimos las 10 deducciones más peculiares que aplican las diferentes autonomías:

Fomentar el catalán y el valenciano

Tal y como detalla Hacienda, los contribuyentes catalanes pueden deducirse “un 15% de las cantidades que abonaran durante 2015 al Institut d'Estudis Catalans y a otras fundaciones o asociaciones que tengan por finalidad el fomento de la lengua catalana y que figuren en el censo de estas entidades que elabora el departamento competente en materia de política lingüística”. El límite máximo que establece esta deducción es del 10% de la cuota íntegra autonómica que aparece en la casilla 491 de la página 15 de la declaración.

Pero Cataluña no es la única región que ofrece este incentivo: también lo encontramos en Baleares. En su caso, la deducción también es del 15% de las donaciones realizadas durante 2015 con un máximo del 10% de la cuota íntegra autonómica. Para que el contribuyente pueda aplicarse esta deducción el beneficiario de la donación debe ser la Universidad de las Islas Baleares, la propia autonomía o entidades dependientes o entidades sin ánimo de lucro.

En el caso de la Comunidad Valenciana también encontramos un beneficio fiscal similar, aunque lógicamente está vinculado con el fomento del valenciano. La región también tiene una deducción adicional del 15% siempre que el destinatario sea un organismo público, las universidades públicas o privadas, centros de investigación u organizaciones sin ánimo de lucro.

Poner internet en casa

En Galicia existe una deducción para todos aquellos contribuyentes que fomenten el uso de las nuevas tecnologías en la región y, en concreto, con la contratación de internet en casa. Según Hacienda, es deducible “el 30% de las cantidades satisfechas durante 2015 en concepto de cuota de alta y cuotas mensuales para el acceso a Internet mediante la contratación de líneas de alta velocidad, con un límite máximo de 100 euros, tanto en tributación individual como conjunta y ya sea en un solo contrato de conexión o en varios que se mantengan simultáneamente”. Esta ayuda fiscal solo está disponible para el año en el que se realiza el contrato y cuando el alta se produzca en el hogar, no en viviendas vinculadas a ejercer cualquier actividad económica o profesional.

Instalar dispositivos de ahorro de agua

Murcia, una de las regiones españolas donde más escasea el agua, mantiene activo un beneficio fiscal a todos aquellos contribuyentes que intenten reducir el consumo. Así, pueden deducirse el 20% de las inversiones realizadas en la compra e instalación de dispositivos domésticos de ahorro de agua hasta un máximo de 60 euros anuales. Ahora bien, solo puede aplicarse si los dispositivos se ubican en la vivienda habitual y la base de la deducción no puede superar los 300 euros anuales.

Dar dinero a un hijo para comprar una casa

Otra de las deducciones más curiosas es la que pueden aplicarse los contribuyentes en Canarias. En su caso, y siempre que realicen una donación en metálico a sus hijos menores de 35 años (naturales o adoptados) para que estos compren o rehabiliten una vivienda. La deducción habitual es del 1% con un límite de 240 euros por cada donatario, porcentaje que se eleva al 2% si el joven es discapacitado en un grado de hasta el 65% (el límite se eleva a 480 euros) y del 3% cuando supera esa barrera (límite de 720 euros por cada donatario)

Donar fincas rústicas al sector público

Si nos trasladamos al norte de la Península encontramos otro beneficio fiscal peculiar. En Asturias, por ejemplo, existe la posibilidad de aplicarse una deducción cuando el contribuyente dona una finca al Principado. Según establece el documento oficial, se puede optar a una deducción del “20% del valor de las donaciones de fincas rústicas con el límite para el importe de la deducción del 10% de la base liquidable del contribuyente, suma de las casillas 435 y 445 de la página 13 de la declaración. Las fincas donadas se valorarán conforme a los criterios establecidos en la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria”.

Recibir ayudas tras una inundación

De Asturias viajamos a Aragón para conocer una deducción que solo estará vigente para esta declaración de la renta vinculada a las inundaciones del Ebro entre febrero y marzo del año pasado. En este sentido, los contribuyentes aragoneses que hayan recibido una subvención o cualquier otra ayuda pública de manos de la autonomía pueden deducirse el 100% en la cuota íntegra autonómica del IRPF.

Pagar un préstamo para hacer un master

Cataluña, además de fomentar el catalán, también ofrece un incentivo fiscal a todos aquellos contribuyentes que han tenido que pedir un préstamo para financiar un doctorado o un master a través de la deducción de los intereses ligados a dicho crédito. Según dice textualmente la Agencia Tributaria, “los contribuyentes pueden deducir el importe de los intereses pagados en el periodo impositivo que correspondan a los préstamos concedidos mediante la Agencia de Gestión de Ayudas Universitarias y de Investigación para la financiación de estudios de master y de doctorado”.

Estudiar idiomas fuera del cole

Hay varias autonomías que establecen deducciones a todos aquellos contribuyentes cuyos hijos estén estudiando idiomas extranjeros fuera del colegio. En Baleares, por ejemplo, se pueden deducir el 15% de los importes destinados a dicho aprendizaje para todo tipo de niveles educativos: desde educación infantil hasta bachillerato pasando por ciclos de formación profesional específica. El límite son 100 euros por cada hijo y solo beneficiará a aquellos padres cuya renta no supere los 12.500 euros en tributación individual o los 25.000 euros en la conjunta.

En Castilla-La Mancha hay un incentivo muy similar: los contribuyentes se pueden deducir el 15% de lo que pagaran durante 2015 por la enseñanza de idiomas recibida por sus hijos o descendientes correspondientes a la educación básica como actividad extraescolar. Para las familias numerosas el límite de la deducción es de 150 euros por hijo, cantidad que se reduce para el resto y que depende de su renta. Una que gane hasta 12.000 euros tendrá un límite de 100 euros por hijo, mientras que otra cuya renta sea de entre 20.000 y 25.000 euros el límite a aplicar es 37,5 euros.

Estar en paro o quedarse viudo

En Canarias también hay ayudas para los contribuyentes que no tienen trabajo. Hacienda detalla en este sentido que los que reciban prestaciones por desempleo, tengan residencia habitual en el archipiélago y haya estado más de seis meses de 2015 en paro optan a una deducción de 100 euros. Eso sí, siempre que su renta no supere los 12.000 euros en tributación individual o 22.000 euros en conjunta y que la suma de la base imponible general y del ahorro (situadas en las casillas 380 y 395 de la página 12 de la declaración) sea inferior o igual a 1.600 euros.  

Además de aliviar la carga fiscal de las personas en situación de desempleo, algunas regiones también quieren ayudar a los contribuyentes que se han quedado viudos. Extremadura, por ejemplo, establece una deducción de 100 euros cuando la renta no supera los 19.000 euros y de 200 euros cuando tiene al menos un descendiente a su cargo. Cataluña, por su parte, extiende su deducción a los que se quedaron viudos a partir del ejercicio 2013, a quienes aplica una rebaja de 150 euros con carácter general y de 300 euros cuando tiene hijos a cargo.

Tener un empleado del hogar

Otra de las ventajas fiscales más curiosas es la que aplican autonomías como Andalucía y Castilla y León a aquellos contribuyentes que tienen contratada a una persona para hacer las labores de su hogar. En el caso andaluz la deducción es del 15%, hasta un máximo de 250 euros, del importe pagado por el empleador a la Seguridad Social en concepto de cotización anual de un empleado o empleada de la vivienda habitual, mientras que en el castellanoleonés el límite máximo es de 300 euros, con una deducción del 15% de las cuotas satisfechas durante 2015, pero con una salvedad: que tenga un hijo menor de 4 años.

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail