Información sobre vivienda y economía

El euríbor cae en julio hasta niveles precovid, pero sigue sin abaratar las hipotecas

La media mensual se ha situado en el -0,279%, el nivel más bajo desde febrero, pero está por encima del año pasado

Autor: Redacción

El euríbor a 12 meses ha mantenido la tendencia bajista que inició en junio y ha terminado el séptimo mes del año con una media mensual del -0,279%.

Se trata del nivel más bajo que marca el indicador de referencia para la mayoría de las hipotecas en España desde febrero, justo antes de que estallara la crisis del coronavirus, y se aleja del 'rally' de los primeros meses de confinamiento, cuando llegó a marcar máximos desde finales de 2016. Sin embargo, el nivel actual está por encima del registrado en julio de 2019, por lo que las recientes caídas no se van a traducir en una rebaja de las cuotas de las hipotecas.

Y es que el año pasado por estas fechas, el euríbor se situaba en el -0,283%, lo que significa que los hipotecados que tengan una revisión de su préstamo próximamente sufrirán un encarecimiento de la cuota mensual, aunque será testimonial: para una hipoteca media (unos 120.000 euros a 20 años), el incremento será de unos 4-5 euros al año, mientras que para un préstamo de unos 300.000 euros y un plazo de devolución de 30 años, el encarecimiento será de unos 20 euros anuales. 

De momento, todo apunta a que el euríbor seguirá cayendo, según indica su tasa intradía (el pasado 28 de julio rompió la barrera del -0,3% y en los días posteriores se ha movido por debajo de dicho nivel), aunque está por ver si logrará batir el registro del pasado agosto, cuando marcó una tasa mensual del -0,355% y que de momento sigue siendo el nivel más bajo de la historia.

El indicador lleva en terreno negativo cuatro años y medio y los expertos prevén que se mantenga en estos niveles durante al menos un año y medio más, todo a expensas de las decisiones que pueda tomar el Banco Central Europeo (BCE) en materia de tipos de interés y según evolucionen la inflación y la economía.

La máxima autoridad monetaria ha dejado claro que tomará las medidas necesarias para luchar contra la pandemia, que este año va a provocar una recesión inédita en la UE, y ha puesto en marcha medidas extraordinarias vinculadas por ejemplo a la compra de deuda. Por tanto, el mercado descuenta que, antes de tocar el precio del dinero, el guardián del euro debería ir retirando de forma progresiva los demás estímulos, de ahí que no se esperen cambios en el euríbor al menos hasta 2022.