Información sobre vivienda y economía

ING abarata su hipoteca mixta: así queda su oferta para financiar la compra de una casa

Este préstamo ha concentrado más de una tercera parte de las contrataciones en los tres primeros meses del año

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

ING da una nueva vuelta de tuerca a la guerra que está librando la banca en materia hipotecaria. Y es que la entidad ha anunciado una mejora de las condiciones de su préstamo mixto para la compra de vivienda, ya sea la primera o segunda residencia.

Esta hipoteca está dividida en dos partes: los 10 primeros años están sujetos a un tipo de interés fijo, que pasa del 1,45% que establecía hasta ahora al 1,25%; mientras que pasado ese tiempo, el tipo que se aplica es variable, de euríbor + 0,99% (1,93% TAE), siempre y cuando el cliente domicilie la nómina y contrate un seguro de hogar y otro de vida. 

El banco naranja explica que esta hipoteca ha supuesto el 36% de las nuevas operaciones que ha llevado a cabo en el primer trimestre del año y que la decisión de bajar el interés responde al objetivo de "potenciar un producto que es poco común en el mercado
y que responde a las necesidades de aquellos clientes que buscan una hipoteca flexible con las ventajas de la variable y la fija. Por un lado, permite tener la tranquilidad de tener una cuota fija durante los 10 primeros años, que es el periodo en el que más intereses se pagan, y, por otro, poder elegir un plazo de hasta 40 años".

Recordemos que la mayoría de las entidades establecen un plazo máximo de hasta 30 años para formalizar las hipotecas.

Otras de las ventajas que ofrece el préstamo mixto de ING, además de poder contratarlo durante un plazo mayor, es que el proceso es 100% online hasta la firma, que no tiene comisiones por cancelar el préstamo de forma anticipada, ya sea una amortización parcial o total, y que libra al cliente de pagar todos los gastos de la formalización del préstamo, incluida la tasación del inmueble, pese a que la ley establece que la tasación y las copias de la escritura que solicite el cliente deben ser asumidas por él. En cuanto a la financiación, esta hipoteca permite financiar el 80% del valor de tasación de la casa si se trata de la vivienda habitual y un 70% en el caso de segundas residencias.

Estas características también están disponibles para la hipoteca fija y la hipoteca variable de ING, las otras dos modalidades que completan la oferta hipotecaria de la entidad y que ha mejorado en los últimos meses. La hipoteca naranja variable establece un tipo fijo durante los 12 primeros meses del 1,99% y pasado ese plazo aplica euríbor + 0,99%. En el caso de la hipoteca naranja fija, el tipo de interés se sitúa en el 1,6% desde la primera hasta la última cuota mensual.

Para obtener estas condiciones, y al igual que en el caso de la hipoteca mixta, el cliente debe domiciliar la nómina y contratar los seguros de hogar y de vida. Además, el importe mínimo del préstamo debe ser de 50.000 euros. 

Compara las mejores hipotecas en idealista/hipotecas y resuelve tus dudas con nosotros de manera gratuita.