Información sobre vivienda y economía

La actividad de los juzgados especializados en cláusulas abusivas de las hipotecas desde su creación

Autor: Redacción

Los juzgados especializados en atender el aluvión de demandas de los usuarios por las cláusulas abusivas de las hipotecas están a punto de cumplir cuatro años. Y lo hacen con un resultado muy dispar.

Según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), entre el 1 de junio de 2017 y finales de 2020 han resuelto 358.512 asuntos, lo que se traduce en un 60% de todos los que han recibido (583.964). Sin embargo, las cifras varían mucho en función de la autonomía en la que se encuentre cada juzgado.

Por ejemplo, Asturias y La Rioja han resuelto más del 90% de los casos, mientras que en Madrid y Cataluña ni siquiera llega al 50%. Detrás de estas diferencias también se enconde el número de asuntos que han recibido y que han llegado a bloquear a algunos juzgados. Y es que, como recuerda el CGPJ, "la tasa de resolución es el cociente entre los asuntos resueltos y los ingresados en un determinado periodo y pone en relación el volumen de ingreso con la capacidad resolutiva de los juzgados".

Como decíamos, Asturias y La Rioja registra las tasas de resolución más altas del país (con un 96,6% y un 93,4%, respectivamente), seguidas de Aragón (87,9%); Castilla y León (81,6%); Navarra (80,7%). Por debajo de ese 80% se encuentran Canarias (78,5%); Castilla-La Mancha (76,7%); País Vasco (72,3%); Baleares (72,1%); Extremadura (71,7%); Murcia (66,2%); Cantabria (65,5%); Galicia (65,1%) y Comunidad Valenciana (64,9%), comunidades que en todos los casos tienen una tasa mayor a la media nacional.

Por debajo del promedio solo encontramos a tres regiones, precisamente las que concentran el mayor número de asuntos en sus juzgados provinciales especializados. En Andalucía la tasa de resolución se encuentra en el 53,1%, mientras que en Cataluña baja al 44,8% y Madrid se reduce hasta el 31%. Es decir, ni siquiera ha dado salida a uno de cada tres casos.

Para entender esta cifra basta recordar que durante 2020 el juzgado de cláusulas abusivas madrileño ingresó más de 37.000 nuevos asuntos, más que todos los de Andalucía y Castilla y León juntos (menos de 27.000). 

Los juzgados especializados fueron creados en un intento de no colapsar la justicia ordinaria ante la oleada de reclamaciones de los consumidores contra la banca por las cláusulas abusivas de las hipotecas, como las suelo, la cláusula del vencimiento anticipado, los intereses moratorios, los gastos de formalización de hipoteca, las hipotecas multidivisa, a las hipotecas referenciadas al índice IRPH. 

A finales de 2020, el Consejo General del Poder Judicial, el Ministerio de Justicia y las autonomías acordaron paralizar la actividad en nueve provincias, debido al escaso volumen de asuntos pendientes y de nuevas demandas que habían recibido en los meses anteriores. En concreto, han dejado de operar los de Zaragoza, Ávila, Soria, Segovia, Lugo, Ourense, Huesca, Teruel y La Rioja. Y en las provincias de Albacete, Guadalajara, Cuenca, Toledo y Girona todo apunta a que dejarán de operar cuando finalice la primera mitad del año.