Información sobre vivienda y economía

Sigue el 'boom' de las hipotecas fijas: baten récord con casi 100.000 operaciones en el primer semestre

Las hipotecas fijas continúan con su particular 'rally'. Tras haber batido todos los récords durante el año de la pandemia, los préstamos para la compra de vivienda a tipo fijo han vuelto a hacer historia en el primer semestre del año.

Según los datos del INE, que mide mensualmente el porcentaje de hipotecas que se firman a tipo fijo y variable, entre enero y junio se han inscrito en el Registro de la Propiedad 99.675 hipotecas fijas. Se trata de la cifra más alta lograda en una primera mitad de año de la serie histórica y del séptimo récord consecutivo. 

Esas casi 100.000 operaciones, de hecho, superan en un 20% el balance del primer semestre de 2020, cuando se firmaron cerca de 83.000 hipotecas a tipo fijo, e incluso supera el número de préstamos de estas características que se sellaron entre los años 2014 y 2016. 

Además, hacen factible la posibilidad de que 2021 mejore el balance de 2020 y se corone como el mejor ejercicio hasta la fecha. Para conseguir ese nuevo hito, se tendrían que firmar poco más que 60.000 nuevos préstamos fijos durante todo el segundo semestre. De momento, el promedio mensual está en unas 16.600 operaciones mensuales, por lo que, si se mantiene la tendencia actual, el récord podría producirse incluso antes de fin de año.

La gran incógnita está en si las hipotecas fijas podrán mantenerse en los niveles actuales. Y es que, tras llegar a representar el 58,5% de las hipotecas registradas en abril, en los dos meses posteriores su peso en el mercado se ha reducido hasta quedarse por debajo del 40%, situándose así por debajo de sus 'rivales' variables. Habrá que esperar para saber si se trata de datos puntuales o de un posible cambio de tendencia.

Baratas y tranquilidad, la clave del impulso

Al margen de lo que pueda suceder en los meses venideros, los expertos afirman que detrás de los recientes (y sucesivos) máximos históricos de la firma de hipotecas fijas se encuentran dos factores principales: el primero, que los tipos de interés de estos préstamos son cada vez más bajos y poco a poco se acercan a los que registran las hipotecas variables; y segundo, que muchos hipotecados están optando por la tranquilidad de saber qué cuota concreta van a pagar al mes, al margen de cómo puedan evolucionar el euríbor u otros indicadores de referencia de los préstamos variables. 

Según explica Juan Villén, responsable de idealista/hipotecas, "la escalada de las hipotecas fijas resulta lógica atendiendo a que su precio se ha reducido enormemente en los últimos meses, reduciendo la diferencia con las hipotecas variables. Y si unimos a esto la ventaja de asegurarse un tipo constante durante toda la vida de la hipoteca, en muchos casos cercano al 1% anual, es comprensible que cada vez más consumidores opten por las hipotecas fijas".

En esa misma línea, Elena Arbiol, abogada especialista en derecho bancario del despacho Sanahuja Miranda, opina que el tirón de las hipotecas fijas está relacionado con varios motivos. "El primero de ellos es que venimos de una crisis que dejó a muchas personas sin techo y los consumidores han tomado conciencia de ello, por lo que prefieren un interés fijo que asegura que durante toda la vida del préstamo vas a pagar lo mismo. El segundo motivo es que venimos de una pandemia que ha impulsado el ahorro y que muchas personas puedan acceder a una vivienda; y el tercero, que los tipos de interés están bajos en todas las hipotecas, lo que permite que muchas fijas sean actualmente un chollo".

Actualmente, dos terceras partes de las operaciones en las que intermedia idealista/hipotecas son a tipo fijo. Sumando el peso de los préstamos mixtos, suponen más del 70% del total. Una cifra que está en línea con la que maneja Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI): en su caso, solo una de cada cinco hipotecas son variables.

José Manuel Fernández, subdirector general de UCI, también pone en valor el repunte hipotecario de los últimos meses y resalta que "la evolución de la vacunación ha tenido un impacto directo en la recuperación económica y en muchos sectores económicos, impulsando también al inmobiliario y, por extensión, también al negocio hipotecario".  Y destaca que "todos los indicadores del mercado de las hipotecas son positivos".

Los datos del INE muestran un repunte del 11,2% anual de los préstamos para la compra de vivienda y solo en el mes de junio se inscribieron casi 38.000 hipotecas, el dato más alto desde enero de 2020, justo antes de que estallara la crisis del covid-19.

Una tendencia al alza

Y las previsiones apuntan a que la tendencia al alza se mantendrá a lo largo de 2022. "La buena evolución de la economía y las previsiones de crecimiento del PIB, así como el crecimiento de la demanda de viviendas con más metros cuadrados o alejadas de los grandes núcleos urbanos, la demanda de hipotecas y la disposición del sector financiero para seguir dando crédito, hacen ver que a lo largo de 2022 el inmobiliario seguirá la senda positiva", insiste Fernández, quien añade que "no debemos olvidar que el euríbor, principal índice al que se referencian las hipotecas en nuestro país, se mantiene a la baja en estos meses y seguirá próximo a estas cifras al menos hasta mediados de 2022. Estos mínimos y la estabilidad en los tipos de interés han traído a nuestro mercado la oferta de hipotecas más baratas de la historia. Y todas las entidades financieras estamos ofreciendo muy buenas condiciones, tanto en variables como en mixtos y fijos".

"Si metemos en una coctelera un euríbor en mínimos históricos, la recuperación económica, el alza en la demanda de vivienda y la gran oferta hipotecaria, unido a que durante el periodo de pandemia ha aumentado notablemente el ahorro de las familias y la ausencia de alternativas de inversión, nos encontramos con el “combinado perfecto” para estimular la compra de vivienda y en consecuencia la demanda de crédito hipotecario. Desde UCI consideramos que las hipotecas pueden alcanzar en el conjunto del año una cifra similar a la registrada en 2019, donde se superaron las 360.000 firmas", concluye Fernández.