Información sobre vivienda y economía

La vivienda se reivindica y tira de la inversión inmobiliaria global en pleno descenso del sector

Pixabay
Pixabay
Autor: Redacción

La vivienda está ganando peso en el mercado inmobiliario global. Y es que, en pleno descenso de la inversión en activos como oficinas, retail u hoteles, el residencial está tirando del sector.

Según el último estudio publicado por Savills Aguirre Newman, solo la vivienda ha acaparado 110.000 millones de dólares de inversión en todo el mundo durante la primera mitad del año (una cantidad que se traduce en unos 99.000 millones de euros), un 9% más en términos interanuales.

Su repunte contrasta con los descensos generalizados que se han producido hasta junio: las oficinas, por ejemplo, han registrado un descenso interanual del 4%, mientras que en los hoteles la inversión ha bajado un 22%. En el segmento industrial la caída ha alcanzado el 23% y en retail, el 29%. 

La consultora sostiene que "los inversores están modificando su foco de inversión hacia activos residenciales operativos para aumentar la cuota de rentabilidad", y ha permitido que en los últimos cinco años la inversión se haya incrementado un 56% en este segmento. De hecho, espera que en 2019 la vivienda vuelva a batir récord de inversión. 

A pesar de ello, el residencial (que además de viviendas, incluye también residencias de estudiantes y de mayores) sigue captando menos inversión que las oficinas, el producto inmobiliario estrella a nivel global en los últimos años. 

Las cifras de España

Savills Aguirre Newman calcula que España también está siguiendo la misma tendencia mundial. "En 2018, la actividad en el mercado residencial fue muy elevada, con más de 3.000 millones de euros invertidos en este mercado tanto en activos individuales como en portfolios y proyectos 'built to rent'", que es la modalidad que está ganando mayor protagonismo, "dada la escasa oferta existente de producto terminado y el elevado apetito de inversores institucionales por este mercado". De cara a este año espera que la actividad supere los 1.500 millones de euros , lo que supondría el segundo dato más alto de la historia. 

Tal y como sostiene Alejandro Campoy, director general de Savills Aguirre Newman, “la búsqueda por parte de los inversores de fuentes de ingresos seguras seguirá apuntalando el interés por los activos residenciales conocidos como alternativos hasta ahora, pero cada vez más presentes en el mix de inversión. En nuestro mercado, al haber de nuevo producto en el mercado por la rotación, oficinas ha vuelto a ser el principal mercado tras dos años liderados por retail. Pero tras la entrada de los primeros inversores institucionales en residencial, el interés continúa en aumento. Después de más de cinco años de elevada actividad estamos ante un mercado cada vez más maduro para la inversión internacional".