Información sobre vivienda y economía

España, el país europeo donde los trabajadores se han visto más afectados por el covid-19

Autor: Redacción

España sigue al frente de las clasificaciones internacionales sobre el impacto del coronavirus. Nuestro país ocupa los primeros puestos de los rankings de caídas del PIB y de aumento de desempleo.

Sin ir más lejos, la tasa de paro cerró el mes de junio por encima del 15%, una cifra que más que duplica tanto el promedio de la Unión Europea (7,1%) y que incluso supera al dato de Grecia. Además, España es el país europeo donde los trabajadores se han visto más afectados por la crisis del covid-19.

Según un estudio de la consultora Randstad, un 67% de los españoles asegura que la pandemia ha tenido un impacto negativo en su empleo, la cifra más alta de Europa y que solo iguala Portugal. Además, es una de las más altas del ranking internacional, solo superada por las que registran China, Hong Kong, India y Japón. En el caso de China y Japón, las dos mayores potencias asiáticas, el porcentaje de trabajadores que aseguran haberse visto perjudicados por la pandemia alcanza el 73%.

En cambio, el promedio global se sitúa en el 63% (cuatro puntos porcentuales por debajo del dato doméstico), en línea con el que registra Reino Unido. Por debajo de la media se encuentran Canadá, Italia, Argentina, Francia, Australia, Alemania y Países Bajos, que cierra el ranking con solo un 48%. EEUU, en cambio, supera el promedio mundial y se sitúa justo por detrás de España y Portugal.

El estudio de la consultora explica que detrás del mal dato de España se encuentra el impacto que ha tenido la crisis del coronavirus en los principales sectores económicos, donde el porcentaje de trabajadores afectados se encuentra por encima de la media nacional.

En concreto, las actividades que registran las peores cifras son la hostelería (84,8%), la distribución (81,5%) y la educación (80,6%), seguidos de la industria (79,8%), la logística (76,2%), el automóvil y la aeronáutica (75%), las tecnologías de la Información y la Comunicación (75%), la industria química (71,4%) y la construcción (69,2%). En cambio, los trabajadores de la Administración Pública (49,1%) y de los servicios financieros (33,3%) son los que aseguran verse menos afectados.

“Nuestro país ha sido golpeado con dureza por la crisis del Covid-19, viéndose sus sectores económicos estratégicos, como la hostelería y el turismo, muy afectados por las restricciones de movimiento y las consecuencias de esta pandemia, por lo que no es de extrañar que los trabajadores aseguren que han sufrido más sus consecuencias que nuestros vecinos europeos”, recalca Valentín Bote, director de Randstad Research.

Recordemos que el Banco de España ya señalaba que la contracción histórica del PIB doméstico (que, según el INE, en el segundo trimestre se situó en el 18,5% en términos trimestrales y en el 22,1% en tasa anual) se basaba en la ‘dependencia’ de nuestra economía de sectores como el turismo y la hostelería o la construcción, cuyo peso supera al que tienen en Alemania, Francia o Italia y que, además, se han visto más afectados en España que en las principales potencias europeas durante el confinamiento.

Un futuro incierto

Además de liderar el ranking europeo en lo que se refiere al impacto en el empleo, España también está entre los primeros puestos sobre el temor a cómo va a cambiar la pandemia el mercado laboral en el futuro.

En este sentido, el estudio de la consultora señala que “nuestro país también se encuentra entre los primeros del mundo en cuanto a preocupación por los efectos que la pandemia pueda tener en su trabajo a partir de ahora. El 78% de los trabajadores españoles temen el impacto futuro del covid-19 en su empleo, solo superado por Portugal (80%), 14 puntos porcentuales por encima de la media global (64%), y muy por delante de países de nuestro entorno como Italia (62%), Alemania (55%), Francia (53%) y Países Bajos (42%)”.

Y la principal preocupación es quedarse en paro. Según Randstad, el 58% de los españoles cree que perdería su empleo si la situación generada por la pandemia afecta al negocio de su empresa, cuatro puntos por encima del promedio global, aunque en este caso nos superan India (78%), Hong Kong (66%), China (63%), Italia (62%) y Reino Unido (60%).

No obstante, los trabajadores en España sí son más optimistas en lo que se refiere a la cobertura que les daría el Estado en caso de ser despedidos. El estudio calcula que “el 69% de los profesionales españoles considera que las administraciones le facilitarían cobertura económica o le ayudarían activamente a encontrar trabajo en el caso de que lo perdiese, solo superado en Europa por los Países Bajos (71%), y dos puntos por encima de la media global (67%)”. Pero la confianza se disipa cuando la cobertura viene de la propia empresa: solo el 46% de los profesionales cree que su empresa le ayudaría a encontrar un nuevo empleo, ocho puntos porcentuales por debajo de la media de los países analizados y el cuarto peor de la tabla. Solo registran un porcentaje inferior Argentina (45%), Hong Kong (44%) y Japón (23%).