Información sobre vivienda y economía

Barcelona licita 62,5 km nuevos de carril bici que conectará con su área metropolitana

El Ayuntamiento de Barcelona, con el objetivo de cumplir el Plan de Movilidad Urbana,  ha aprobado la licitación de 62,5 km más de carril bici para la ciudad. La construcción de las nuevas vías para ciclistas comenzará este año para concluirlo en el primer trimestre de 2018. Desde la llegada de Colau al gobierno municipal, se han construido 25 km más de carril para ciclistas y, con la nueva licitación aprobada, se alcanzarían 203,5 km, aunque su objetivo es lograr más de 300 km de espacio para la circulación de bicis antes de acabar su mandato.

Los carriles se construirán en dos grandes paquetes con un presupuesto de 20 millones de euros y enlazarán la ciudad con el área metropolitana: El Prat, L'Hospitalet y Santa Coloma estarán conectados por carril bici con Barcelona. Entre las nuevas vías ciclistas cabe destacar que habrá un nuevo carril en la zona céntrica que irá de la Ronda Sant Pere a Ronda Universitat. La plaza Lesseps (Gràcia) conectará con Ronda de Dalt con un carril por calle Vallcarca. También, otros carriles ya existentes los desdoblarán para convertirlos en bidireccionales.

Con la licitación aprobada, buscarán ofrecer mayor seguridad al ciclista y facilitar la movilidad diaria de una forma alternativa a los vehículos motorizados. Por eso, se construirán carriles bicis también el paseo de la Zona Franca con el polígono y con L'Hospitalet a través de la Gran Vía y la Fira. Las zonas altas de la ciudad han carecido de estas vías, por sus empinadas calles, pero con la licitación aprobada llevarán también a algunas de esas calles el carril bici.

El Plan de Movilidad Urbana que ya inició el anterior mandato municipal de Trias (CiU) apostaba por una ciudad más sostenible que facilitara el acceso a otros vehículos no contaminantes para desplazarse por Barcelona, una reducción de la accidentalidad, una mejor calidad ambiental y fomentar una cultura alternativa al coche para moverse por la ciudad. Este plan, programado de 2013 a 2018, lo ha heredado el equipo de BenComú y con el que pretende seguir el despliegue de red de carriles e itinerarios ciclistas: un entramado a pedales que cubra el mapa de la ciudad. 

Un 21% más de vías para bicicletas

Barcelona lleva promoviendo la cultura de los viajes urbanos en bici desde 2007, con Jordi Hereu (PSC) al mando y la creación del Bicing, el servicio de bicicletas públicas de Barcelona. Pero ya existían de antes los carriles bicis en la ciudad, aunque de manera muy precaria. Sin continuidad ni planificación. Con el arranque del nuevo servicio se construyeron 28 km para unos 40.000 desplazamientos en bici que se calculaban por aquellas fechas. Desde entonces han ido creciendo los usuarios que prefieren la bicicleta a cualquier otro medio de transporte para desplazarse por las calles, aunque aún anda lejos Barcelona de ciudades más amigables con los pedales como Cophenague o Montreal, ciudades donde el 40% de sus ciudadanos prefieren la bici a otro vehículo.

En los últimos datos oficiales, de 2015, Barcelona registró 145.000 desplazamientos diarios con este medio de transporte y se calcula que 2016 pudo verse incrementado un 14%. El equipo de Colau presume de haber engordado, desde su llegada al gobierno, la cifra de kilómetros para ciclistas que dibuja el mapa de la ciudad. Según los datos del ayuntamiento, en 2015 Barcelona contaba con 116 km de carril bici y en el primer año de BenComú en el consistorio construyó 5 km nuevos. A lo largo de 2016 sumaron 20,9 km más y la meta del actual gobierno es alcanzar en 2019 308 km, un incremento del 165% respecto al punto de partida de 2015.