Información sobre vivienda y economía

Las inversiones millonarias en infraestructuras, en vilo por el cambio de Gobierno

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El avance del AVE, una renovación de los trenes de Cercanías y de carreteras, el plan inmobiliario de Aena... Los principales proyectos de inversión en infraestructuras que ha anunciado el Ministerio de Fomento están en el aire por el cambio de Gobierno.

Con Pedro Sánchez ya al frente del Ejecutivo, en los próximos días se producirá una renovación completa en la alta dirección de las principales empresas públicas y participadas por el Estado. Unos cambios que pondrán en jaque los cerca de 20.000 millones de euros que había cerrado para los próximos años la cartera dirigida hasta ahora por Íñigo de la Serna.

Recordemos que las inversiones que planifican los conglomerados públicos no tienen que pasar por el Congreso de los Diputados, sino que dependen directamente de la aprobación del Ministerio correspondiente.

Así, y a la espera de que se produzcan los nombramientos de los nuevos presidentes de Renfe, Adif o Puertos del Estado, resumimos los principales proyectos que podrían paralizarse con el cambio de Gobierno, ya que los planes del equipo popular en materia de inversiones en infraestructuras no han contado con un gran pacto nacional, aunque han sido aplaudidos por el sector de la construcción:

1. El avance del AVE. Se podrían ver afectadas las inversiones previstas para concluir el AVE a Galicia en 2019, para lo que se estiman unos 4.000 millones de euros, así como las dotaciones para avanzar en otras líneas. En lo que llevamos de año, se han aprobado inversiones centradas en el corredor asturiano y en el vasco, con licitación directa de obras y contratos de suministros en tramos que pretenden llevar la alta velocidadOviedo, Gijón, Burgos, Vitoria, Bilbao, San Sebastian y Pamplona.

2. La renovación de trenes de Cercanías. El anterior Gobierno tenía previsto realizar una inversión récord para renovar trenes de Cercanías y mejorar las vías. Solo en la Comunidad de Madrid estaba prevista, por ejemplo, la compra de nuevos vehículos y la renovación de estaciones con una inversión de casi 5.100 millones de euros hasta el año 2025. El pasado verano Fomento también anunció una inyección de 4.000 millones de euros hasta 2020 para mejorar la red ferroviaria en Cataluña.

3. El Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC). Dotado con 5.000 millones de euros, este plan de inversión reunía fondos tanto del capital público como del privado con el objetivo de renovar 2.000 kilómetros de carreteras. Las inversiones estaban previstas hasta 2021 y crearían casi 190.000 empleos, según los cálculos que hizo el Gobierno.

4. La reprivatización de las autopistas quebradas. El Estado tuvo que rescatar a varias autopistas que habían quebrado. El objetivo del equipo de Iñigo de la Serna era volver a licitar su concesión para recuperar hasta 1.000 millones de euros. Sin embargo, desde el PSOE se han mostrado a favor de estudiar la posibilidad de mantener la gestión bajo dominio público.

5. Los planes inmobiliarios de Aena en Madrid y Barcelona. El Ministerio de Fomento ha planteado en los últimos tiempos sus planes para urbanizar los aledaños de los dos mayores aeropuertos del país: El Prat (Barcelona) y Adolfo Suárez-Barajas (Madrid).

El aeropuerto de la Ciudad Condal es el que tenía más avanzado el calendario. Los planes del Ministerio pasaban por una inversión público-privada de 1.264 millones de euros en 20 años. Hace un mes se confirmó que los primeros concursos saldrían en el último trimestre de 2018 para empezar a construir a finales de 2019. Un tiempo en el que, mientras tanto, se buscarían socios privados para el proyecto. El objetivo de las inversiones era mejorar infraestructuras y la calidad del servicio, así como un proyecto inmobiliario basado en la construcción de hoteles, oficinas y zonas de restauración.

En el caso del aeropuerto de la capital, el plan inmobiliario planteado es aún más ambicioso. Dotado con una inversión público-privada de 3.000 millones de euros para los próximos 40 años, consistía en utilizar 562 hectáreas brutas situadas en las inmediaciones del aeródromo (propiedad de Aena) para edificar 2,7 millones de m2 entre actividad logística aeronáutica, nuevas áreas de servicio, actividad hotelera y oficinas. Por tamaño, este proyecto inmobiliario es el mayor del país.