Información sobre vivienda y economía

El Ayuntamiento de Barcelona plantea suspender las licencias de obra nueva

El Ayuntamiento de Barcelona presentará hoy la propuesta en la comisión de Ecología y Urbanismo
El Ayuntamiento de Barcelona presentará hoy la propuesta en la comisión de Ecología y Urbanismo

El Ayuntamiento de Barcelona celebra hoy la comisión de Ecología, Urbanismo y Movilidad y, antes de que se inicie, ya ha generado polémica. Según marca la orden del día, se decretará una suspensión de licencias para construir pisos nuevos y grandes rehabilitaciones en la ciudad.  ¿La razón? Para que cuadre con la propuesta que llevarán al Pleno del próximo 29: exigir a los promotores incluir un 30% de vivienda social en lo que construyan.

La iniciativa empezó a tomar forma cuando las entidades sociales de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y el Sindicato de Inquilinos presentaron el pasado febrero una bateria de fórmulas para aumentar los pisos sociales en la capital catalana. Entre las múltiples propuestas, estaba el reservar suelo para viviendas sociales, una idea tomada de la Ley catalana 18/2007 de Derecho a la Vivienda

Para poder aplicarlo, es necesario modificar el Plan General Metropolitano (PGM). De llevarse a cabo, supondría que el Ayuntamiento tiene prioridad en la compra de solares o edificios a través del derecho de tanteo y retracto (recogido también por la misma ley de la Generalitat). Todo ello ha supuesto levantar ampollas en el sector de la construcción y la promoción.

La Asociación de Promotores de Cataluña (Apce), creen que en vez de ayudar a rebajar la presión de los precios la aumentaría, una opinión compartida con el conseller de Territorio, Damià Calvet, quien declaró que se trataba de "una invasión competencial" y que no frenaría la subida del alquiler en la ciudad, "más bien lo contrario".

El recorrido que debe realizar hasta su plena aprobación pasa por la Generalitat que, en última instancia, deberá avalar la Comisión territorial de urbanismo de Barcelona.

El objetivo del equipo de Colau es suspender, sin carácter retroactivo, todas las licencias que no cumplan los requisitos: una reserva del 30% a vivienda social. Los que incluyan dicha cesión a VPO podrán tramitarse. 

Fuentes de la Apce han declarado que están valorando emprender acciones legales, al "obstucalizar su actividad".

Cabe recordar que, en lo que llevamos de 2018, Barcelona ha iniciado la construcción 730 viviendas libres y otras 322 finalizadas. Asimismo, el pasado abril la Generalitat puso en marcha una línea de crédito de 90 millones de euros para que promotoras con sede operativa en Cataluña construyan vivienda social.