Información sobre vivienda y economía

La cadena belga de muebles Èggo Kitchen apuesta por España y abrirá 25 tiendas en cinco años

Eggo Kitchen and House
Eggo Kitchen and House
Autor: Raúl Alonso (colaborador de idealista news)

Èggo Kitchen and House, la cadena belga especializada en mobiliario de cocina de gama media, aborda una nueva fase de expansión en España, animado por el interés de las familias en renovar su vivienda tras el confinamiento. La reactivación en la demanda anima la expansión del 'retailer', que espera abrir cinco tiendas al año durante el próximo lustro de su nuevo formato de tienda, hasta alcanzar las 34 en 2025, pero igualmente ubicadas en parques de medianas 'prime'.

“Estamos trayendo Europa a España”, explica Jesús Muguiro, director general para España de Èggo: “Somos un formato de éxito europeo, que aporta una experiencia de compra diferente y democratiza los precios, contribuyendo a madurar un sector que sufrió mucho en la pasada crisis”.

Muguiro se refiere al sector de mobiliario de cocina que ha visto perder muchos de los referentes nacionales en los últimos años. Sin embargo, Èggo abre ahora su catálogo al mobiliario de baño y salón, completando así su tradicional oferta de mueble de cocina de fabricación alemana, posicionado en el sector medio del mercado con un precio de unos 6.500 euros para una cocina tipo.   

La cadena facturó 160 millones en 2019 a través de sus 63 tiendas, nueve de ellas en España y el resto en Bélgica, su país de origen, Luxemburgo y Senegal. Aunque la empresa no da los datos desagregados por países, Muguiro estima que este 2020, España repetirá las cifras del pasado: “Pese a haber estado casi dos meses y medio parados, tras el confinamiento hemos incrementado las ventas en el 50% cada mes, y aunque falta por ver cómo evolucionarán estos dos últimos meses, somos optimistas”.

Aperturas en Madrid y Almería

Aprovechando esta coyuntura, este mes de noviembre abrió dos nuevas tiendas en el polígono industrial de las Mercedes de Madrid, comunidad donde se ubican cuatro, y en el centro comercial Torrecárdenas de Almería, la primera en la comunidad andaluza.

Son las dos primeras unidades de su nuevo formato de 300 m2 a 350 m2, que aunque reduce el tamaño de los 500 m2 del anterior, no renuncia a su vocación de “tienda exposición y espacio de entretenimiento”.

Lo que tampoco ha cambiado es su apuesta por los parques de medianas: “Trabajamos con el cliente una media de dos horas porque construimos la cocina junto con él y contar con una ubicación cómoda y con aparcamiento no regulado es importante. En segundo lugar, nuestras ventas a clientes no son de repetición, ya que en España se cambia la cocina cada 14 o 15 años”. La tercera razón es que estas ubicaciones les permiten acceder con más comodidad a una zona de influencia de unos 100.000 habitantes, la estimada para garantizar la rentabilidad del negocio.  

Los parques de medianas ‘prime’ mantienen sus rentas

El plan de expansión de Èggo asume que las rentas en los parques de medianas 'prime' continúan estables, al menos esa es su experiencia: “Si quieres esta posición, sigues compitiendo con una alta demanda, aunque los precios medios varían mucho en cada ciudad”.  Sin embargo, sí hay un factor a favor, “muchos operadores están haciendo una reducción de su superficie, lo que nos aporta oportunidades, ya que podemos aprovechar la segregación de sus tiendas sumando una propuesta al mix que rejuvenece su oferta”.  

“¿Se abre la propiedad a negociar la 'cláusula covid' que supedite la cuantía del alquiler a las ventas?”. Muguiro resume su experiencia en una mitad de síes y otra de noes.

“Es un tema complicado que depende de muchos factores, como la ubicación. Hay tenedores que están más dispuestos a hacer ese acompañamiento y otros que no. En cualquier caso, va a depender mucho de cómo evolucione la pandemia en los próximos meses, estamos en una situación desconocida para todos”.

La posición que sí ve firme Muguiro es la de “los parques comerciales como referente del comercio”, aunque considera que solo mantendrán su tirón los mejores: “Deben tener atractivo en el mix, equilibrio de oferta, accesibilidad y autoridad en la región. Hoy ya sabemos que es necesario ofrecer una experiencia de ocio emocional y los que no entren en esa dinámica van a tener dificultades, como ocurre en Europa”.

Una expansión marcada por la ubicación

Sobre sus presupuestos, Èggo ya estudia aperturas para 2021 que prefiere no adelantar, “da mala suerte”, justifica. De momento se examinan fuera de Madrid.

Aunque Èggo defiende un modelo de expansión geográfica en mancha de aceite, “que acelera el proceso de reconocimiento de marca en la zona”, es la oportunidad del local y ubicación el principal disparador. La compañía se encuentra en permanente análisis de la oferta sobe estas premisas de parque de medianas con gran fachada exterior en zonas con la renta per cápita media, tasa de desempleo y tipología de hogares definidas.

Mitad propias, mitad franquiciadas

Dentro de su plan de expansión a cinco años, las aperturas que se contemplan para 2021 son en propiedad. “Todas las grandes marcas debemos estar en una continua evolución e innovación y ahora estamos en fase de testeo de un modelo diferente, lo que lógicamente hacemos en carne propia”.

“En este momento hay incertidumbre, por un lado mucha gente no sabe qué va a ocurrir con su perspectiva laboral y al mismo tiempo los potenciales inversores están en reflexión. Mi opinión es que estamos en un momento de transición pero, sin ninguna duda, cuando la situación macro se aclare, lo que está muy unido a cómo evolucione la vacuna, volverá de nuevo ese ánimo inversor”.

Y para entonces esperan tener testado el nuevo formato de Èggo. Será el momento en que se volverá a ofrecer la enseña en franquicia, como ya ocurría con las tiendas del formato de 500 m2. El objetivo final es llegar a 2025 con una red de unas 34 tiendas, y un equilibro entre propias y franquiciadas del 50%.